Ya no hace falta contar hasta 100.

Ya no hace falta contar hasta 100Porque con contar hasta 4 basta. Así de Lean y así de fácil. El confidencial nos cuenta en su artículo “La sencilla regla de los cuatro segundos que hará tu vida mucho mejor”  lo que plantea el coach Peter Bregman en 4 Seconds (HarperOne):

En muchos casos, los esfuerzos que hacemos para conseguir que se cumplan nuestros objetivos se construyen sobre hábitos que no funcionan “aunque ni siquiera nos damos cuenta de que nos estamos saboteando a nosotros mismos”, comenta el autor. Por ejemplo, cuando tienes un montón de tareas en el trabajo y en lugar de ir resolviéndolas te puede el estrés y acabas acumulando más y gastando el doble de tiempo, o cuando estás aconsejando a un amigo que tiene un problema y, sin saber cómo, terminas por hacer que se sienta peor y su problema se haya agrandado.

Controlar que pensamientos que no vienen a cuento se crucen en nuestra mente sin más es más sencillo de lo que parece. Bregman estima que aproximadamente cada cuatro segundos surge una nueva idea en nuestra cabeza. Ser conscientes de la propia capacidad que tiene nuestro cerebro para distraerse a sí mismo es fundamental para encontrar el orden y evitar estar a mil cosas a la vez. (…)

 “El secreto para tomar buenas decisiones que simplifiquen tu vida es respirar profundamente durante cuatro segundos antes de actuar”, defiende el reconocido coach: “Puede sonar muy simple, pero se ha demostrado que esa pausa es todo el tiempo que se necesita para controlar los impulsos y tomar la decisión más inteligente y racional”.

Esta pausa es el tiempo suficiente para darnos cuenta de si continuar adelante con algo se va a traducir en un problema o de si queremos o no hacerlo. Evitar los conflictos en pareja, los enfrentamientos laborales o los consejos fuera de lugar a amigos es tan sencillo como respirar profundamente. (…)

 “Muchos de nosotros empezamos el día con grandes intenciones, pero de pronto empezamos a recibir llamadas y correos electrónicos, y, al poco, no podemos recordar en qué queríamos centrarnos en primer lugar”, explica Bregman.

Esta falta de control y orden sobre nuestras decisiones y actos se va acumulando cada día y al final de la semana nos hemos olvidado de lo que esperábamos conseguir. Por no hablar de cuántos objetivos se quedan en el camino cuando acaba el año… Y terminamos por frustrarnos. (…)

Si comenzamos el día tomándonos unos segundos para preguntarnos qué esperamos sacar del día –sin hacernos propuestas excesivamente trabajosas– y nos centramos en que cada una de las decisiones que tomemos a lo largo de la jornada nos ayuden a cumplir con esos objetivos, “estaremos ejercitando nuestra capacidad de responder de manera estratégica y productiva al mundo que nos rodea” insiste el autor. (…)

Bregman propone identificar cinco cosas que nos gustaría hacer a lo largo de un año. Desde cambiar de trabajo, encontrar el amor o algo tan fácil como ahorrar 5 euros a la semana, lo que queramos. Estas prioridades deben ocupar el 95% del tiempo de tal forma que todo lo que no encaje en alguno de estos cinco objetivos debe quedar fuera.

Debemos crear una lista de tareas pendientes que se compone de seis cajas –una por cada uno de estos objetivos anuales y una sexta que será ese 5% de tiempo restante que utilizaremos para actividades que estén al margen de las áreas prioritarias– y pegarla en la pared al lado de un calendario.

La regla de los cuatro segundos nos recuerda a las 5S (en este caso mentales); dedicar 4 segundos a reorganizarnos mentalmente eliminando los pensamientos que no son necesarios, darle a cada pensamiento la importancia que tiene y priorizar lo que vamos a decir /hacer a continuación.

Abraham Lincoln decía: “Dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las primeras cuatro afilando el hacha”. Tal vez esto sea demasiado, pero ¿quién puede negarse a dedicar 4 segundos a poner un poco de orden  en su cabeza?. ¡Más sencillo no puede ser!

Y hablando de reorganizarse… nuestro CTO, Iñaki González, estará los días 10 y 11 de abril en Tapia de Casariego (Asturias) hablando de: Reorganización basada en Lean y nuevos modelos de gestión. La Historia Interminable con motivo de las Jornadas Nacionales “Hospitales Rurales del Futuro”.

¿La Historia Interminable? ¿A qué se refiere Iñaki?

La próxima semana os lo contamos.

Consejo lean:

El secreto para tomar buenas decisiones que simplifiquen tu vida es respirar profundamente durante cuatro segundos antes de actuar  (regla de los 4 segundos).

Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín

Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.
Innovación organizativa: nada como un #HospitalRural para reinventarse.
Cinco SUPER-misiones para un SUPER-directivo Lean.