Saca los problemas a la superficie.

Seguimos repasando la serie sobre los 14 principios de gestión de Toyota. En la entrada anterior repasábamos el Principio 1: Filosofía a “largo plazo”. Hoy empezamos con el primero de los 7 principios relacionados con los procesos. Toyota señala que el proceso correcto producirá los resultados correctos, ¿cómo podemos conseguir eso?: Principio 2: Cree procesos en flujo continuo para hacer que los problemas salgan a la superficie. Toyota: El flujo está presente en el corazón del mensaje lean que sostiene que, acortando el tiempo desde la materia prima hasta los productos acabados (o servicios), se consigue la mejor calidad, al menor precio y con los tiempos de entrega más cortos (…). Una de las expresiones lean dice que bajando “el nivel del agua de los inventarios”, emergen los problemas (igual que las rocas en el mar), de manera que tienes que luchar contra los problemas o acabas por hundirte. Creando flujo, ya sea de materiales o de información, se baja el nivel del agua y se exponen las ineficiencias que exigen una solución inmediata. Todos los implicados están motivados a solucionar los problemas y las ineficiencias, ya que el proceso por si no lo hace.  Osenseis, versión Poplean: Se acabó la gestión por lotes o gestión a trompicones: o no hago nada o me doy una panzada que acabo muerto. Compramos lo que necesitamos (¿llenas el depósito de gasolina cada lunes a las 5 de la tarde o cuando te lo indica la reserva?) y hacemos lo que nos piden en ese momento, ni antes ni después (¿a que en las pizzerías no tienen las pizzas hechas ni esperan...

Fórmate en Lean con Osenseis.

Si quieres formarte en Lean y te gusta el estilo de Osenseis estas son las próximas citas que tenemos previstas: Curso Aplicación práctica de la metodología Lean para la mejora de procesos 10 y 11 mayo 2017 (14 horas). Fundación Gómez Pardo. Madrid El porcentaje de actividades que no aportan valor añadido al producto final pueden suponer hasta el 99% de las actividades vinculadas a un proceso. La cultura Lean se focaliza en identificar y eliminar estas actividades, haciendo los procesos más eficientes y productivos. La metodología Lean es de una aplicación relevante al permitir mejoras en los procesos con inversiones de capital muy bajas. Este es un curso con un enfoque eminentemente práctico, el primer día se presentan los conceptos de Lean y estrategias de aplicación en la empresa, mientras que la segunda jornada se dedica a talleres prácticos de 5S, A3 y Tablero de Kanban. Taller especializado Lean Healthcare 13 junio 2017 (8 horas). AEC. Madrid Organizaciones sanitarias en todo el mundo están utilizando la metodología Lean Healthcare para mejorar la atención en el servicio, reduciendo errores y tiempos innecesarios, incrementando la seguridad del paciente, eliminando tareas que no aportan valor añadido y consiguiendo en definitiva mejorar la eficiencia de los procesos, tanto desde la perspectiva asistencial, como de gestión de los recursos. La metodología Lean consiste en la adopción de unos principios y herramientas de planificación y gestión que persiguen la mejora constante de la productividad de las organizaciones, mediante la aplicación de técnicas que permiten ajustar los procesos y el ritmo de trabajo a la demanda real de los usuarios. Esto se consigue a través de la depuración de los procesos haciendo...

Cuando los procesos piden Lean.

En Lean existe una herramienta que pretende asegurar la calidad de las operaciones en un proceso, entregando el producto o servicio 100% acorde a los estándares que se exigen. Es lo que se conoce con la palabreja JIDOKA, uno de los dos pilares de la casa del TPS o Toyota Production System que como os mencioné en el anterior post del Recetario resume los principios de la filosofía Lean. Uno de los puntos clave del jidoka es que pretende conseguir calidad dentro de los entresijos del propio proceso, de modo que en caso de que aparezca una anomalía se toman medidas de forma rápida y precoz para resolverla evitando que se perpetúe en el tiempo. En el sector de la automoción el jidoka se aplica por ejemplo en cadenas de montaje en las cuales, ante cualquier anomalía detectada en la línea de producción de un vehículo se detiene dicha línea y se resuelve el problema lo antes posible para que la producción continúe sin acumular errores. De este modo se evita producir vehículos defectuosos. Sin ser conscientes, aunque no usemos este tipo de palabrejas en sanidad también estamos aplicando algo de jidoka. Un ejemplo de ello es el famoso checklist quirúrgico. Odiado por algunos y adorado por otros se trata de una hoja de verificación diseñada para realizar diversas comprobaciones básicas frente al paciente antes de comenzar una intervención quirúrgica. En definitiva, es una herramienta que bien utilizada permite mejorar la seguridad, la calidad y también reduce costes innecesarios. Teniendo en cuenta el primum non nocere de cualquier acto médico, toda herramienta que reduzca errores nos facilitará nuestra labor...

El retorno del FrigoLean.

Después de más de un mes desde nuestra última entrada de la serie FrigoLean dedicada a aprender Lean practicando con nuestro frigo y/o usar de forma más eficiente nuestro frigo aplicando Lean (nos vale cualquiera de las dos opciones e incluso la combinación de ambas), volvemos a la carga enfrentándonos a la cruda realidad. Y la cruda realidad es que durante las pasadas navidades hemos llenado la nevera de cosas innecesarias y en cantidades excesivas. Aunque parece que ha pasado suficiente tiempo para que nuestro frigo haya recobrado la normalidad te retamos a que abras la puerta de tu frigo, incluido el congelador, y anotes todos esos productos que están por lo menos desde Reyes esperando que les hagas caso: un cuarto de botella de moscato, media botella de Rioja, un pate que quesos que te salió demasiado fuerte, una lima, dos cajas de nata empezadas, unas croquetas congeladas que no te gustan… Según las evidencias de que disponemos 😉 puedes medir la gravedad de la situación  conforme a la siguiente tabla: Menos de 3 – ¡Enhorabuena! O te lo has montado de lujo para no tener que ser el anfitrión en las fiestas navideñas o eres un sensei del Frigolean. Si es el último caso puedes dejar de leer esta entrada y dedicarte a otra cosa, por ejemplo dar un paseo o tomarte unas cañas con los amigos. ¡Te lo has ganado! Entre 3 y 7 – Tranquilo, eres humano y mortal como todos, por eso mismo tal vez deberías comprarte el libro “Cien recetas estrella para el aprovechamiento de alimentos“, prologado por el Premio Nacional de Gastronomía...

Papaya que no aporta, a la basura, pero sí importa.

Retomamos el ritmo de la serie Frigo-Lean tras el paréntesis de la semana pasada, motivado por una buena causa, hacernos eco de  de la colaboración que nuestro CTO ha iniciado este año con la Academia de Gestión TEVA y en la que ha aprovechado para hablarles de Cómo aplicar los 5 principios Lean en tu farmacia. Así que dicho esto, al lío, que menudo tomate que hay montado en el frigo de los Osenseis. En realidad tres tomates como tres soles porque los deberes que nos pusimos desde la última entrada Frigo-Lean consistían en proponer al menos tres buenas ideas para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, teniendo en cuenta que el consumo es para dos adultos y dos niños menores de 10 años. Veamos lo que nos dicen los datos: En primer lugar (y no es por criticar 😉 ) pero echamos de menos los frescos. Vale que el abuelo tenga huerto pero dónde está el pollo, la carne, el pescado… Si esto es un estudio “serio” lo deberíamos haber incluido ¿no?, al fin y al cabo ahí es donde está el gasto fuerte de nuestra cesta de la compra.  Dicho esto sin acritud, ahí van las propuestas de Osenseis: 1.- Ten claras tus prioridades, las decisiones vienen después. Empecemos por el zumo que es el número 1 del ranking. Esta semana hemos comprado 7 litros de zumo envasado de naranja y a la vez 3 kilos de naranja de zumo (un 15% del importe de nuestra cesta de la compra), ¿por qué las dos cosas?. Desde el punto de vista saludable la opción más recomendable es que hagas tus propios...