No es momento para cuentos Lean… o sí, quién sabe.

No tenemos ninguna intención de contaros cuentos sobre Lean a estas alturas de la película 😊, pero hemos leído un cuento sobre la operación bikini…empresarial escrito por Gemma del Caño que nos ha encantado y que hemos querido compartir con todos vosotros. Y ya de paso aprender un poco sobre la historia de Lean. Según ella misma nos dice: …tiene parte de leyenda y parte de realidad. Una historia que comienza en un lugar muy, muy lejano donde se dieron cuenta de que estar esbelto, que no sobre nada y que tengan controlado lo que consumen y lo que gastan, les hará vivir más y mejor: Japón. Hace muchos, muchos años nació un niño llamado Shakichi en una pequeña ciudad llamada Nagoya (de pequeña nada, que es la cuarta más grande de Japón, pero es que queda mejor la historia). Vivió y creció como un japonés más, formándose como carpintero. Como buen emprendedor, creó una empresa de telas. Shakichi tenía una gran imaginación y, entre otros inventos, creó uno maravilloso: un dispositivo que detenía el telar cuando el hilo se rompía, además, avisaba al operario con una luz. Esto permitía que una sola persona pudiera controlar varias máquinas a la vez. Posteriormente lo denominaron Jidoka “automatización con un toque humano”. En 1894 Shakichi tuvo un hijo, Kiichiro que trabajó con su padre dando un enfoque más técnico a la compañía, un tipo listo este Kiichiro. En 1929 viajó a Inglaterra a negociar la venta de la patente de una técnica que evitaba que algo pudiera hacerse de forma incorrecta: Poka-Yoke. El mejor ejemplo de esto es el USB o la tarjeta de crédito, sólo hay una forma de hacerlo correctamente. Hace muchos, muchos años nació un niño llamado Shakichi en una pequeña ciudad...

Botiq-Lean 17: Poka Yoke. Cómo evitar errores en la entrega de los Oscar.

Después del paréntesis de la Semana Santa en el que os propusimos el Desafío minimalista volvemos a nuestra habitual serie Botiq-Lean, dedicada a divulgar el botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, comparte a través de su canal de youtube P2P Investigación e Innovación y que cuenta con los geniales monigotes de Mónica López. Shingeo Shingo, uno de los gurús japoneses de la mejora continua, decía que: “Es bueno hacer las cosas bien la primera vez. Es aún mejor hacer que sea imposible hacerlas mal desde la primera vez” ¿Descubrimos en este vídeo de 37’’ qué hay en el Botiq-Lean que pueda ayudarnos? Poka Yoke es todo aquello “a prueba de errores” y que impide que hagamos las cosas mal (que maravilla no tener que ir continuamente de listos por la vida). En el artículo PokaYoke: diseño a prueba de humanos nos muestran algunos diseños de la vida cotidiana como la radio, el lavabo o el molinillo de café en los que se ha tenido en cuenta la prevención de los errores del usuario. Hablando de Poka-yoke no nos queda otra que otra que hablar de Mark Graban, considerado uno de los gurús de Lean en Sanidad, que en su blog escribía un artículo acerca del comentadísimo error en la entrega de los Oscar 2017 en el que se nombró incorrectamente como mejor película a La la land en lugar de Moonlight. Aunque la prensa en general, véase este artículo de El Mundo, se ha centrado en buscar el culpable de este error: Según ha desvelado Tim Ryan, presidente de PwC en...

Lecciones de Sensei.

Para un sencillo blog como el nuestro, desde el que pretendemos hacer Poplean, es decir, popularizar y divulgar Lean, que un experto como Miguel Mediavilla lea nuestras entradas, es todo un honor, pero que además nos haga algunas matizaciones sobre la entrada “Gymkana contra Pokayoke” es un lujo que queremos compartir con todos vosotros. Queridos amigos de Osenseis, Me permitiréis un amable tirón de orejas por algunas afirmaciones que arriba hacéis sobre Poka-yokes…y ¡que han erizado los pelos! El concepto de Poka-yoke viene indefectiblemente unido a la calidad preventiva (“aunque quiera -salvo sabotaje- no lo puedo hacer mal”). En esta escala de infabilidad, cuando no podemos “prevenir la ocurrencia”, pasamos al llamado Jidoka (me deja que pase una vez, pero para y me avisa): esto es calidad de detección con sal y pimienta de la prevención. Por último, cuando todo esto no funciona, sale la calidad de detección, “osease” el dichoso autocontrol – que es un control que asume que las cosas pueden salir mal, pero aquí ponemos una barrera para detectarlo. Tras esta excelsa chapa, me permito amablemente daros y tirón de orejas, porque hay cosas cotidianos que mencionáis como poka-yokes y que no lo son – para este humilde aprendiz de sensei. Entre otros: el indicador de temperatura en las sartenes o la luz indicadora de los coches. Ambos casos son, a lo sumo serían Jidokas, aunque realmente son control de detección, dado que el error/fallo sucede y luego avisa de que el fallo esta “ahí”…. Si fueran poka-yokes, por ejemplo, el coche debería tener sistemas que previnieran el fallo: es posible prevenir el fallo? Lo único...

Gymkana contra Poka-yoke.

Dícese de una serie de pruebas, habitualmente de diferentes características, que hay que superar para llegar al objetivo final. Si lo hemos diseñado para que solamente los mejores o los más listos puedan alcanzar la meta, se le denomina Gymkana. Si lo hemos diseñado para que cualquiera pueda hacerlo bien, aunque no sea ni el más listo, ni el más experto, se le denomina Poka-yoke (a prueba de errores). Es decir, ni aunque quieras, te puedes equivocar. Algunos ejemplos cotidianos que hemos encontrado en la web son: Auto apagado de cafeteras automáticas Frascos de pastillas con tapas a prueba de niños Tapa contactos eléctricos Cinturones de Seguridad Seguros de puertas a prueba de niños Luces de aviso/advertencia de fallo del motor del automóvil Revisión ortográfica en procesadores de palabras Otros ejemplos de poka-yokes son los que nos cuenta José Andrés López de Fez en su blog Estrategias Lean en un mundo 2.0: La tarjeta SIM de un móvil La barra de bloqueo de los carritos portamaletas Sartenes con indicadores de temperatura Los medidores de equipaje de cabina en los aeropuertos Dispositivos de seguridad en ascensores Terminales USB Pues bien, si lo tenemos tan claro en nuestra vida cotidiana, ¿no sería estupendo que nuestro trabajo se pareciese más a un poka-yoke que a una gymkana?.   Consejo lean: Es bueno hacer las cosas bien la primera vez. Es aún mejor hacer que sea imposible hacerlas mal desde la primera vez. Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis. Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual....

Lean de andar por casa

La semana pasada hablábamos de Logística, y dejamos pendiente hablar de la Logística que realmente nos importa, la que sufrimos todos en nuestro día, la del frigo, el trastero, la maleta, los niños…. Hoy os traemos una pequeña recopilación de nuestras mejores entradas relacionadas con la Logística diaria: Te has levantado, te has duchado y te sientes preparado para enfrentarte a un nuevo día. Acabas de secarte y cuando vas a aplicarte tu dosis habitual de crema corporal te das cuenta de que apenas hay. “A cuchilladas” nos enseña cómo afrontar las dificultades o los problemas bajo un enfoque Pop-Lean (no te asustes con el título de la entrada, no va de matar a nadie). Con las rosquillas de la abuela reflexionamos sobre por qué es importante escribir la forma en la que hacemos las cosas, eso que algunos llaman Estandarización. “Nos vamos de Safari” muestra cómo organizar nuestro armario para tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar. Se trata de las famosas 5S. Algo tan sencillo como las batas del colegio nos da una pista de qué podemos hacer para no equivocarnos. La entrada “Por sus colores los reconoceréis” nos ayuda a descubrir los Poka-Yokes. Y acabamos organizándonos con los niños en periodo de vacaciones y con el coche para llevarlo al taller. La dulce entrada “Angelitos” nos da algunas de las pautas sobre cómo utilizar la Gestión de Proyectos para organizar asuntos que para nosotros son importantes. Y para las cosas de andar por casa nada mejor que la moraleja que nos trae este video:   Consejo Lean: Si no podemos arreglar lo...