Cómo implicar a las personas aplicando el sentidiño.

La suerte de contar con alguien como nuestro CTO, Iñaki González, y su afán de mezclar la gestión de personas con unas gotitas de PopLean, como si fueran gotitas de Chanel nº 5,  es que de repente nos encontramos una aplicación más a uno de nuestros grandes descubrimientos del pasado año y que ya explicábamos en esta entrada: Los 10 consejos Lean de Osenseis del 2016, con sentidiño. Y es que resulta que este 2017 se está convirtiendo en el año viajero de la Asociación de Administrativos de la Salud (AAS) y tenemos la suerte de que una vez más han decidido que les acompañemos a un nuevo destino. El pasado viernes, 31 de marzo de 2017, la AAS en colaboración con el sindicado CSIF organizaron la Jornada: El futuro profesional del personal administrativo y PSX (personal de servicios generales) en el ámbito de la salud, que tuvo lugar en el Salón de Actos del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, y que contó  también con la colaboración de la Sociedad Española de Atención al Usuario de la Sanidad (SEAUS). Durante dicha jornada nuestro CTO aportó su granito de arena con la ponencia: “Aplicar el sentidiño para implicar a las personas”. Un título muy a la gallega y con toques Pop-Lean, la combinación perfecta. Cada vez resulta más difícil encontrar la motivación para realizar nuestro trabajo en esta Sanidad que nos ha tocado vivir, pero a través de las 5S aplicadas a nuestro puesto de trabajo, esos escasos dos metros cuadrados donde podemos organizarnos sin tener que pedir permiso a nadie… pero sobre todo, aplicando el “sentidiño” a todo aquello que hacemos y...

Nosotros no nos callamos, y otros… tampoco.

“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”, Gandhi. Hoy empezamos por el final, por el habitual consejo Lean, y ni siquiera es nuestro. Estas palabras de Gandhi las hemos leído entre muchas de las muestras de apoyo a Mónica Lalanda, médico, bloguera e ilustradora. La historia del expediente empezó en agosto cuando Mónica anunció, vía blog, que dejaba su trabajo en urgencias. Hace unas semanas, el Colegio de Médicos de Segovia le notificó la apertura de expediente disciplinario por lo que comentaba en aquel post de agosto. Desde Osenseis no queremos permanecer en silencio y sirva esta humilde plataforma para manifestarte Mónica todo nuestro apoyo, esperando que este desafortunado expediente se cierre lo antes posible. Los frikis del Lean (y los no tan frikis) saben que existen muchos tipos de Muda, es decir, aquellas tareas que no aportan valor añadido. Entre estas tareas se encuentran las esperas, los inventarios, el transporte, los retrabajos, los movimientos, los sobreprocesos o la sobreproducción. Pero existe todavía un tipo de muda más, considerado el peor de todos; desaprovechar el talento de las personas. Este es un lujo que no podemos permitirnos desaprovechar en ninguna organización, pero posiblemente en las sanitarias muchísimo menos todavía. Que el talento de personas como Mónica, que ha tenido la valentía de evidenciar una realidad (por dura que resulte), no se castigue. Que nadie tenga que callar lo que piensa, que nadie tenga que renunciar a trabajar en lo que ama porque algunos se obstinen en negar los problemas. Podremos negarlos una, mil o un millón de veces, pero por...

Nadie dijo que el camino fuera fácil.

Termina el 2016 y empezamos a abrirle paso al nuevo año que se aproxima cargadito de retos, ilusiones y proyectos. Este de hoy es mi último post del Recetario de 2016, así que además de abrir con él camino a un nuevo año hoy os hablaré de otro camino: el camino Lean. Uno de los aspectos más complejos (si no el que más) a la hora de emprender el camino Lean en una organización son las personas. Es quizá el punto más delicado, por el que pasamos a veces de puntillas al hablar del camino, el que muchas veces preferimos ni comentar porque en cierto modo nos parece tan complejo que nos sobrepasa. Y es que cada persona es diferente, opina diferente, siente diferente y vive las mismas experiencias de forma distinta y esto explica en gran medida esa complejidad. A estas alturas todos y cada uno de nosotros debería conocer cuáles se supone que son la misión, visión y valores de nuestras respectivas empresas. En ellos se supone están resumidos los puntos esenciales de lo que pretendemos ser y hacia donde pretendemos ir en un futuro más o menos inmediato como organización. Resulta increíble que la mayoría de las personas que se encuentran en la primera línea de la asistencia médica, en definitiva en contacto directo con el paciente, desconozcan esos pilares básicos que definen a la empresa y que junto con el plan estratégico constituyen la hoja de ruta a seguir en busca de un objetivo común en beneficio del paciente o de la comunidad. Con el paso de los años descubrir que muchos compañeros de trabajo...

Descubre los 7+1 tipos de Muda en sólo 40”

Si en nuestra última entrada del Botiq-lean os presentábamos a los tres enemigos de Lean: desperdicio (muda), desequilibrios en las cargas de trabajo (mura) y estrés físico o mental (muri), hoy queremos reflexionar sobre los diferentes tipos de muda que podemos encontrarnos. Y ¡cómo no!, una vez más, de la mano de los monigotes del Botiq-Lean, el particular botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia ha compartido en Youtube a través de su canal P2P Investigación e Innovación. ¿Repasamos primero este video de 40”?: En resumen, actividades que no aportan valor añadido, también conocidas como Muda, despilfarro o desperdicio, podemos encontrar de los siguientes tipos: Sobreproducción. Hacer cosas que nadie ha pedido pero que hacemos “por si acaso”. ¿No sería mejor preguntar? Tiempo. Esperar, esperar, esperar… ¿a qué?. Transporte. Traer y llevar personas, cosas o papeles. ¿Pero es que no existe el mail o Skype? Inventario. Almacenar materiales o papeles, ¿por si hay un holocausto nuclear, por ejemplo? Procesos: Hacer tareas que pueden automatizarse o que son totalmente superfluas. Parodiando al famoso: si hay que ir se va, ¿pero ir pa na’?, nosotros decimos eso de: si hay que hacer se hace, ¿pero hacer pa na’?. Movimientos: Mientras buscas, quitas y pones se nos va pasando el rato, ¿pero hemos hecho algo de provecho? Defectos. ¿Por qué hacer las cosas bien a la segunda o a la tercera pudiéndolo hacer a la primera? Pero el peor muda de todas ellos es, sin lugar a dudas, el talento infrautilizado de las personas. En Lean consideramos que es vital hablar, preguntar y consensuar...

Botiq-Lean: Los principios Lean de Ohno en 46”

Una de las características que tienen las personas habitualmente denominadas “normales” es que no les gustan los problemas. Así que es muy posible que salgan huyendo o simplemente que los ignoren cuando se encuentren con alguno. Menos mal que los adictos a Lean no somos normales, je, je, je… Para los que estamos enganchados a esto del Lean, cada problema es un tesoro porque nos permite plantearnos por qué ha pasado y qué podemos hacer para que no vuelva a suceder. Para nosotros la vida es una sucesión de oportunidades para mejorar y nunca de problemas. Taiichi Ohno, ingeniero japonés considerado probablemente el mayor gurú del Sistema de Producción de Toyota TPS (recordemos que con el tiempo el TPS daría lugar a Lean) resumió este sistema en dos principios clave. Si, en sólo dos. Es lo que tienen los japoneses y el Lean, claro, sencillo, breve y al turrón. Además, siendo dos principios no hay excusa para no sabérselos, aunque esta vez te invitamos a que veas primero el video de 46” que hemos encontrado en el botiquín de primeros auxilios Lean (Botiq-lean para los amigos) que prescribe ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, y después lo comentamos: Ohno decía que esto va de mejorar continuamente, es decir, darle la bienvenida a los problemas y verlos como la posibilidad de fortalecer nuestros procesos o nuestra forma de hacer las cosas para que no se vuelvan a repetir los errores. Bajo esta perspectiva no nos importa quién lo ha cometido o detectado, porque el objetivo no es buscar culpables, sino averiguar el por qué, la causa raíz...