Tokio se cuela en las Jornadas El Escorial

Los próximos 25 y 26 de octubre se celebrará la 4ª Edición de las Jornadas El Escorial que organiza anualmente la Fundación Signo y en las que nuestra CEO, Isabel Muñoz, ha tenido el placer de colaborar en su organización. Tokio se cuela en estas Jornadas y Fundación Signo nos lo cuenta así: Siendo fieles al tema de este año “Practica el Genchi Genbutsu”, nos hemos tomado en serio eso de “ir y ver las cosas por uno mismo” y lo vamos a poner en práctica todo lo que podamos. Tokio se cuela en las Jornadas, conectaremos en directo con Rafael Lucero, que estará en Japón, para impartirnos desde allí el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio”. Además de los cuatro talleres que cada uno de los participantes realizará (hospitalización, consultas, citaciones y cultura Lean), dirigidos por expertos Lean a nivel nacional, desde Fundación Signo hemos pensado que para el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio”, con el que se abren estas Jornadas, nada mejor que enviar a Tokio a uno de los expertos que van a colaborar en esta edición y que nos lo cuente en primera persona. Dicho esto, y como no hemos conseguido convencer a Isabel Muñoz para que se vaya a Japón, será Rafael Lucero, nuestro experto del taller Cultura Lean, quien nos hable desde Tokio. ¡Todo un lujo que disfrutaremos los asistentes a las Jornadas El Escorial! Puesto que Rafael estará en Japón para impartirnos desde allí el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio” contaremos con la presencia de Juan Torrubiano, todo un sensei con más de 20 años de experiencia en mejora de procesos, organización y calidad en la gestión en diferentes sectores (incluido el sanitario),...

El sexto principio Lean: LAS PERSONAS #BL05

  Desde Osenseis apostamos por un sexto principio, del que seguro que Taiichi Ohno estaría totalmente de acuerdo: LAS PERSONAS. Veamos el video que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, pone a disposición de todos en abierto desde su canal de youtube P2P Investigación e Innovación y que cuenta con los extraordinarios monigotes de Mónica López: Nada de lo que hagas relacionado con Lean te va a funcionar si no pones a las personas en el centro del sistema. Y cuando hablamos de personas nos referimos en primer lugar al cliente o usuario: ¿entendemos lo que espera del servicio o producto que le suministramos?, ¿nos preocupamos de comprender (no sólo escuchar) cuáles con sus expectativas y por qué?, ¿realmente lo que hacemos le aporta valor? Pero también necesitamos a las personas que están en primera línea, a los del tajo (o en el árgot Lean “en el gemba” que suena más fino), porque son los que realmente saben cómo funcionan las cosas y por lo tanto son los verdaderos senseis (maestros) que pueden ayudarte a mejorar. ¿Vas a perder esa oportunidad? Algunas claves para que este sexto principio, las personas, vaya como un tiro: Informar de los objetivos que se pretenden con la implantación de Lean. Alinear los objetivos Lean con los objetivos estratégicos de la organización. Formar sobre la cultura Lean y sus herramientas. Respetar todas las opiniones. Transparencia en la evolución de los proyectos, actividades. Buscar la causa raíz de los problemas, no culpabilizar. Fomentar la participación. Aceptar ideas, propuestas diferentes. Potenciar el consenso en la toma de decisiones, frente a la imposición. Incluir...

Los cinco principios Lean #BL04

Terminado el verano y nuestras largas vacaciones de verano, volvemos a recuperar esta sección en la que todos los martes (salvo el último de mes, que se lo reservamos a Marta Vispo y sus Recetas Lean) repasamos nuestra serie dedicada a difundir el botiquín de primeros auxilios Lean: Botiq-Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, pone a disposición de todos en abierto desde su canal de youtube P2P Investigación e Innovación y que cuenta con los extraordinarios monigotes de Mónica López. Hoy toca  hablar de los cinco principios Lean enunciados por Womack & Jones, considerados los padres de la criatura esta conocida como Lean. Representar los 5 principios en forma de círculo no es casual, ya que si algo tienen que hacer estos principios es rodar, moverse, avanzar… Veamos primero el video de 37” (efectivamente, dura menos que lavarnos los dientes) Valor. Sabemos que Lean está obsesionado con eliminar todo lo que no aporta valor, pero ¡cuidado!, quién debe definirlo es el usuario o cliente final, no nosotros. Así que lo primero y más importante es hablar con el usuario o cliente final y tener muy claro cuáles son sus necesidades y expectativas. Flujo de valor. Ahora sí. Una vez que el primer principio lo hemos hecho como Dios manda, ahora estamos en situación de poder darle la patada a todo lo que no aporta valor en nuestros procesos (o al menos tratar de hacerlo). Flujo. Si hemos limpiado nuestros procesos de polvo y paja, es decir, de todo lo que nos hace perder tiempo, espacio, recursos… nos resultará mucho más fácil hacer que todo...

Más sobre inútiles e innecesarios.

Recientemente hablábamos de cosas inútiles que podemos encontrar en nuestra cocina (pincha aquí para acceder a la entrada) y de las que nos convendría deshacernos lo antes posible. Pues bien, nuestro amigo Miguel Ángel Mañez desde su blog Salud con cosas aborda en su entrada La frecuencia de lo innecesario este mismo tema desde la perspectiva sanitaria: No estamos diciendo nada nuevo si afirmamos que las recomendaciones de no hacer son un gran avance para el sistema sanitario. Una herramienta útil para poner el foco en aquellos procedimientos habituales que de vez en cuando se utilizan de forma incorrecta, generando un coste innecesario para el sistema y una molestia (por el tiempo o por el propio procedimiento) para el paciente. Cada vez se publican más estudios revisando la frecuencia con la que este tipo de procedimientos de bajo valor se llevan a cabo, y los resultados siguen siendo sorprendentes. El penúltimo estudio (porque seguro que hay otro posterior) se ha realizado en Alberta (Canadá) y lleva por título “Frequency of low-value care in Alberta, Canada: a retrospective cohort study“. Los investigadores han seleccionado diez procedimientos incluidos en la lista de Choosing Wisely Canada y  que además han sido ampliamente estudiados en diversos estudios, y han revisado el impacto de estos procedimientos en toda la población de Alberta entre los años 2012 y 2015. Los procedimientos innecesarios más frecuentes fueron los relacionados con el screening, como el PSA para mayores de 75 años sin antecedentes de cáncer de próstata o el screening rutinario a pacientes mayores de 75 años con diálisis. El listado completo aparece en esta tabla: Lo más...

Las dos caras del Lean #BL02

Esto de las dos caras de Lean suena como si fuésemos a hablar del doctor Jekyll y el señor Hyde… como si Lean tuviese un lado oscuro, pues no. En este caso los dos lados son buenos, pero hay que conocerlos y usarlos de forma conjunta para que Lean tenga sentido. Una de nuestras formas favoritas de explicar qué es Lean es utilizar el ejemplo de la moneda. Para Osenseis, Lean es como una moneda de dos caras: Por un lado podemos describir Lean como una filosofía o cultura de gestión. Lo que en el lenguaje coloquial diríamos “una forma de ir por la vida”. Los principios que hay detrás de esa cultura los resumía de forma magistral Taiichi Ohno en los años cincuenta: la mejora continua de los procesos a partir de la implicación de las personas. En nuestra entrada anterior dedicada al Botiq-Lean señalábamos que Shigeo Shingo, otro ingeniero japonés considerado un referente, decía que los cuatro propósitos de la mejora continua es hacer las cosas (en este orden de importancia): más fáciles, mejor, más rápidas y más baratas. Bajo estas premisas Lean puede ser definido como una cultura de mejora continua, basándose en mejoras sencillas, pequeñas e incrementales realizadas por las personas desde su propio puesto de trabajo. En el otro lado tenemos la caja de herramientas Lean. Todo un conjunto de técnicas a nuestra disposición para conseguir que nuestros procesos “luzcan estupendamente”: estandarización, gestión visual, 5S, A3, poka-yoke, hoshin kanri, spaguetti chart, shojinka, jidoka, SMED, VSM, TPM… Utilizando estas técnicas de forma aislada en algunos casos, o combinadas entre sí, en otros, podemos conseguir que...