Cómo ajustar excesos de producción utilizando sistemas “pull”.

A lo largo de la serie que estamos volviendo a revisar sobre los 14 principios de gestión de Toyota ya hemos repasado los dos primeros principios: Filosofía a “largo plazo” y  Crear procesos en flujo continuo. Así que hoy  hablaremos del tercero, uno de los más prácticos y con una aplicación más rápida y sencilla en nuestra vida profesional y/o personal. Principio 3: Utilice sistemas “pull” para evitar producir en exceso. Toyota: El modelo Toyota no trata de gestionar inventarios; lo que trata es de eliminarlos. Ya desde un principio Toyota pensaba en términos de tirar del inventario basándose en la demanda de cliente, en lugar de utilizar un sistema “push” que se anticipara a la demanda del cliente. En el modelo Toyota, “pull” significa el estado ideal de fabricación just-in-time: entregando al cliente lo que desea, cuando lo quiere y en la cantidad que desee (…). El mismo comportamiento del sistema “pull” funciona para la mayoría de cosas rutinarias que compramos en la vida familiar. El desencadenante es, simplemente, que vemos que el nivel del stock de un artículo nuestro está bajo y, en un momento dado decimos, “mejor será que vaya y pida un poco más de esto”.  Osenseis, versión Poplean: Como bien dice Toyota, utilizamos un sistema “pull” en muchas de nuestras compras domésticas: compramos leche cuando vemos que apenas nos quedan varias cajas, o compramos fruta cuando vemos que el nivel del frutero está en mínimos. Si en lugar de hacerlo “a ojimétro” le pusiéramos una marca o señal que nos indicase el momento preciso en el que tenemos que hacer la compra, tendríamos un kanban (su traducción literal es...

Lo sabemos todo.

Lo sabemos todo… desde el principio. Pero empecemos a contarlo por el final. Ayer nuestra CEO, Isabel Muñoz, participaba como delegada de la Fundación Signo en La Rioja en la Jornada de Logística Hospitalaria que la Fundación Signo, en colaboración con el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), ha organizado con el objetivo de poner en relieve el papel de la logística para aportar valor en la gestión sanitaria y en el uso racional de los recursos. Que la Logística se escribe con L… de Lean ya lo sabíamos en Osenseis y así lo hemos predicado siempre que hemos tenido ocasión. En esta Jornada tuvimos la oportunidad de disfrutar de experiencias reales aplicadas en el sector sanitario en Andalucía, Aragón, País Vasco y Asturias, y sobre todo aprender de los aciertos y de los errores de unos y otros. Muchísimas gracias a Marta Alcolea, Delegada de la Fundación Signo en Aragón, por acoger este evento y ejercer de brillante anfitriona y muchísimas gracias más todavía (si cabe) a los verdaderos protagonistas; María Ramírez, CarlosTorcal, Yolanda Fernández, Ana Carmen Jauregui, Mónica López y María Carmen León.  A lo largo de los próximos días podrás disfrutar de las brillantes presentaciones y vídeos en la página web de la Jornada. ¡No te lo pierdas! Haciendo nuestra particular reflexión de lo aprendido llegamos a la conclusión de que podemos implantar mucho kanban, armarios inteligentes, sistemas de RFID, plataformas logísticas y todo lo que queramos… pero si no contamos con la implicación de las personas afectadas y si todos estos “tinglados” no aportan valor a los usuarios (es decir, que les solucionen problemas), no...

Botiq-Lean 18: Kanban. ¡Mueve tu tarjeta!

Hoy toca hablar del Kanban (tarjeta en japonés) en nuestra serie Botiq-Lean, dedicada a divulgar el botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, comparte a través de su canal de youtube P2P Investigación e Innovación. ¿Vemos como nos lo cuentan los monigotes de Mónica López? Desde Osenseis os hemos hablado en varias ocasiones sobre el Kanban. En nuestro MOOC podéis encontrar tanto una explicación de cómo funciona el kanban de producto, recordemos la entrada Sin tarjeta, no me muevo, como de tablero kanban que te lo explicamos en Dando la nota. La fiebre por el kanban ha llegado hasta el FrigoLean de la mano de Kanbaniza tu FrigoLean y no es para menos teniendo en cuenta que hasta Toyota lo prescribe dentro de sus 14 Principios de Gestión, como te contamos en Principio 3 – Kanban o cómo utilizar sistemas “pull”. #14TPS Terminamos con dos grandes: El primero, el mismísimo Leonardo di Caprio introduciendo este video sobre el Sistema Kanban una Explicación simple, 😉 ¡no te lo pierdas! Y el segundo nuestro CTO y lado humano de Lean, Iñaki González, que hoy jueves participa en las XIII Jornadas de Enfermería de Navarra que se celebran en Pamplona y en las que se abordarán cuestiones como el liderazgo, la excelencia y la innovación aplicadas al trabajo diario de la Enfermería. Esta vez el reto es más importante si cabe, ya que le toca impartir la conferencia inaugural bajo el título Gestionar con H-alma las 3P: Profesionales, Pacientes y Personas. No pierdas de vista el hashtag #jcoenav17 para estar al tanto de todo lo que...

Kanbaniza tu FrigoLean (2ª parte).

En la anterior entrada de la serie FrigoLean rebuscamos en nuestra particular caja de herramientas Lean y encontramos algo que creemos puede ayudarnos a gestionar mejor nuestro frigo: el tablero kanban. ¿Recordamos en qué consiste? Kanban es una palabra japonesa (qué raro ;-)) que puede traducirse como tarjeta. Cada tarjeta contiene una tarea que hay que realizar, un producto que hay que comprar o un plato del menú semanal, ¡puedes personalizar tu tablero como quieras! Una opción sencilla y económica es utilizar las típicas notas adhesivas, empleando por ejemplo colores diferentes en función de la criticidad de la tarea o para identificar de forma visual la persona que debe realizarla. Hasta aquí perfecto, ya tenemos las tarjetas, ahora sólo queda hacer que se muevan. El típico tablero kanban contiene sólo tres columnas: pendiente, en ejecución y  hecho, pero puedes adaptarlo a tus necesidades, creando tantas columnas como sean necesarias, por ejemplo: comprar, cocinar, comer (congelar), etc. Todas las tarjetas se colocan en la parte izquierda y se van desplazando por las columnas, hacía la derecha, según vamos ejecutando las tareas. De esta forma, cualquier persona que vea el tablero conoce el estado en el que se encuentran cada una de las tareas. A continuación os mostramos nuestro tablero kanban y cómo lo hemos construido: 1.- En primer lugar hemos elegido tres categorías: comprar, cocinar y zampar (comer). 2.- Hemos revisado lo que tenemos en el frigorífico o congelador ya listo para comer y lo hemos distribuido a lo largo de los días de la semana en la categoría zampar. Esto nos obligará a consumirlo en primer lugar (recordad que el exceso de inventario es...

Kanbaniza tu FrigoLean.

Aunque algun@ todavía no se ha recuperado de la “prueba del algodón” que le hicimos a nuestro frigo en la última entrada de la serie FrigoLean, nosotros continuamos con lo nuestro, dándole vueltas a la forma de gestionar mejor y de una forma más eficiente nuestro frigorífico aplicando lo que sabemos de Lean. “La mejor forma de gestionar el frigo, es no tener frigo. Así seguro que no se desperdicia nada”. Esta frase que hemos dicho o pensado más de una vez, últimamente resuena bastante en nuestra cabeza. Efectivamente, cuánto menos productos tengamos en el frigo, menos mermas, menos caducidades y menos dinero almacenado, pero seguramente también menos para comer cuando lleguemos a casa, así que habrá que pensar una forma de asegurar que disponemos de los productos necesarios en las cantidades necesarias, sin que sobre ni falte. Rebuscando en nuestra particular caja de herramientas Lean hemos encontrado algo que seguro puede ayudarnos: el tablero kanban. Kanban es una palabra japonesa (qué raro 😉 ) que puede traducirse como tarjeta. Cada tarjeta contiene una tarea que hay que realizar, un producto que hay que comprar o un plato del menú semanal, ¡puedes personalizar tu tablero como quieras! Una opción sencilla y económica es utilizar las típicas notas adhesivas, empleando por ejemplo colores diferentes en función de la criticidad de la tarea o para identificar de forma visual la persona que debe realizarla. Hasta aquí perfecto, ya tenemos las tarjetas, ahora sólo queda hacer que se muevan. El típico tablero kanban contiene sólo tres columnas: pendiente, en ejecución y  hecho, pero puedes adaptarlo a tus necesidades, creando tantas columnas como...