Principios de gestión de Toyota #BL08

Allá por el año 2015 dedicamos toda una serie a explicar los 14 principios de gestión de Toyota, así que la entrega de hoy del Botiq-Lean, el particular botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia ha compartido en YouTube a través de su canal P2P Investigación e Innovación, nos viene al pelo para resumirlos en apenas un minuto: Para aquellos que queráis profundizar en cada uno de estos 14 principios os dejamos el enlace a cada una de las entradas de esta serie y hacemos una parada especial en el último principio, Conviértase en una organización que aprende mediante la reflexión constante (hansei) y la mejora continua (kaizen) que bajo nuestro punto de vista es el que distingue una organización  realmente Lean. Lo que dice Toyota (del libro “Las claves del éxito de Toyota. 14 principios de gestión del fabricante más grande del mundo”. Jefrey K. Liker): En Japón, a veces la madre y el padre le dicen a los niños: “Haz el favor de hacer el hansei”. Algunos niños han hecho algo malo. Significa que él o ella debe pedir perdón y mejorar su actitud –toda está incluido, el espíritu y la actitud-. Por lo tanto una vez se le ha dicho a un niño: “Haz el favor de hacer el hansei”, él entiende casi todo lo que su madre y su padre quieren que haga. (…) Hansei es realmente más profundo que una reflexión. Realmente es ser honesto con tus propias debilidades. Si uno habla de sus fortalezas, está fanfarroneando. Si uno reconoce sus debilidades con sinceridad, manifiesta un...

Sobredosis de Poplean para celebrar el cumpleblog de Osenseis

Esta semana celebramos el sexto aniversario del blog de Osenseis. Nuestra obsesión siempre ha sido popularizar Lean, eso que nosotros llamamos Poplean, y que pretende hacer llegar esta forma de trabajar, de vivir o de sentir a todos, en todos los lugares y a todo tipo de organizaciones. Y para celebrarlo os traemos lo más Poplean que hemos encontrado últimamente en las redes sociales. 1.- La mente es maravillosa nos propone aplicar en nuestra vida personal El método Kaizen, o un paso a la vez: “Se parte de la idea de que si mejoras un 1% tu vida cada día, a medio y largo plazo alcanzarás una gran transformación. El Kaizen se basa en la idea de que es más inteligente hacer mejoras pequeñas, pero continuas, en lugar de proponerte grandes transformaciones que muchas veces no se concretan precisamente por su tamaño.  Este método ha probado ser muy eficaz porque elimina dos grandes obstáculos para el cambio. El primero de ellos: el temor a cambiar. Como la propuesta no es introducir grandes modificaciones, la angustia es menor. También se alimentan expectativas más realistas y, por lo tanto, se dan menos desilusiones.  De otro lado, el método Kaizen ayuda a impedir que se produzca la tendencia tan común a procrastinar, esto es, a posponer indefinidamente el cambio. Si sentimos que al frente tenemos una tarea gigantesca, muchas veces aplazamos su inicio. Sabemos qué puede exigir tanto de nosotros que llegue a intimidarnos. En este método de mejora continua se elimina ese factor.” 2.- Si prefieres descubrir Kaizen en formato video, Cultura colectiva nos lo presenta de forma espectacular. Tememos a los cambios grandes, pero las...

El #Recetario de Marta: UTILIDADES OCULTAS DEL CAMBIO.

Una vez tuve un jefe que durante una reunión dijo que no tenía conciencia de ser una persona autoritaria en sus decisiones. Me resultó algo más que curioso en la medida en la que una valoración de tal calibre debe realizarla en todo caso el colectivo que trabaja contigo y nunca uno mismo, eso si estás dispuesto a mejorar o cambiar de actitud en caso de ser necesario. El mismo jefe resulta que tenía un modo de proceder muy particular: su despacho era el mejor, tenía menos visitas que nadie, si había una cirugía compleja no estaba para resolverla (en realidad era el que siempre se iba a casa antes), si un día se colapsaba el servicio de Urgencias raro era el día que echaba una mano (y mejor no sigo, aunque creedme si digo que podría). Much@s quizá consideren que eso es lo normal o incluso lo que debería ser pues para eso era el jefe. A esas personas me gustaría explicarles lo equivocadas que están en el post de hoy. Andamos muy escasos de líderes en las jefaturas para desgracia de todos. Yo siempre había pensado que un jefe era por definición además un líder, pero el paso del tiempo (y de poco tiempo, por cierto) me hizo abrir los ojos y ver cuánto me equivocaba. Con frecuencia en puestos de responsabilidad el jefe dice lo que hay que hacer mientras el personal acata órdenes. Habitualmente el jefe no predica con el ejemplo y cuando van mal dadas incrementa el nivel de exigencia al resto para cumplir con la cuenta de resultados exigida. Pues bien, un jefe líder...

Tokio se cuela en las Jornadas El Escorial

Los próximos 25 y 26 de octubre se celebrará la 4ª Edición de las Jornadas El Escorial que organiza anualmente la Fundación Signo y en las que nuestra CEO, Isabel Muñoz, ha tenido el placer de colaborar en su organización. Tokio se cuela en estas Jornadas y Fundación Signo nos lo cuenta así: Siendo fieles al tema de este año “Practica el Genchi Genbutsu”, nos hemos tomado en serio eso de “ir y ver las cosas por uno mismo” y lo vamos a poner en práctica todo lo que podamos. Tokio se cuela en las Jornadas, conectaremos en directo con Rafael Lucero, que estará en Japón, para impartirnos desde allí el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio”. Además de los cuatro talleres que cada uno de los participantes realizará (hospitalización, consultas, citaciones y cultura Lean), dirigidos por expertos Lean a nivel nacional, desde Fundación Signo hemos pensado que para el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio”, con el que se abren estas Jornadas, nada mejor que enviar a Tokio a uno de los expertos que van a colaborar en esta edición y que nos lo cuente en primera persona. Dicho esto, y como no hemos conseguido convencer a Isabel Muñoz para que se vaya a Japón, será Rafael Lucero, nuestro experto del taller Cultura Lean, quien nos hable desde Tokio. ¡Todo un lujo que disfrutaremos los asistentes a las Jornadas El Escorial! Puesto que Rafael estará en Japón para impartirnos desde allí el “Curso de japonés para sobrevivir en Tokio” contaremos con la presencia de Juan Torrubiano, todo un sensei con más de 20 años de experiencia en mejora de procesos, organización y calidad en la gestión en diferentes sectores (incluido el sanitario),...

La importancia de aprender mediante la reflexión constante y la mejora continua.

Y finalizamos con esta entrada el repaso que estábamos haciendo a nuestra serie sobre los 14 principios de gestión de Toyota, para hablar de la mejora continua. Principio 14: Conviértase en una organización que aprende mediante la reflexión constante (hansei) y la mejora continua (kaizen) Toyota: En Japón, a veces la madre y el padre le dicen a los niños: “Haz el favor de hacer el hansei”. Algunos niños han hecho algo malo. Significa que él o ella debe pedir perdón y mejorar su actitud –toda está incluido, el espíritu y la actitud-. Por lo tanto una vez se le ha dicho a un niño: “Haz el favor de hacer el hansei”, él entiende casi todo lo que su madre y su padre quieren que haga. (…) Hansei es realmente más profundo que una reflexión. Realmente es ser honesto con tus propias debilidades. Si uno habla de sus fortalezas, está fanfarroneando. Si uno reconoce sus debilidades con sinceridad, manifiesta un elevado nivel de fortaleza. Pero no termina ahí. ¿Cómo cambia uno para superar esas debilidades?. Esa es la raíz misma de la noción de kaizen. Si usted no comprende el hansei, el kaizen es sólo mejora continua. Hansei es la incubadora del cambio –de todo el proceso-. Queremos superar las áreas de debilidades. Esto explica por qué nosotros (Toyota) dedicamos poco tiempo hablar de los éxitos. Dedicamos más tiempo a hablar de nuestras debilidades. Si algo, tal vez, es una debilidad en Toyota, es que no celebramos suficientemente nuestros éxitos. Osenseis, versión Poplean: Mejorar continuamente, sin más, puede ser algo similar a andar continuamente en una dirección sin tener claro...