Einstein o Fórmula 1, ¿qué prefieres para un hospital?

Albert Einstein, genio sumamente desordenado, solía comentar: “Si una mesa atestada y desordenada pertenece a una mente igualmente atestada y desordenada, ¿a qué tipo pertenece una mesa vacía?”. La organización está sobrevalorada. El desorden tiene  ventajas, la cuestión es encontrar el equilibrio. Así al menos lo cuenta Eva Van Den Berg en su artículo  ¿Vive en el caos? Podría ser un genio, publicado en El País. No tenemos nada que objetar, pero a nosotros (que no somos unos genios precisamente) no nos queda otra que poner un poco de orden y sentido común a nuestro entorno personal y profesional para aclararnos acerca de qué debemos hacer, cuándo y cómo. Es más, en algunos casos como en las organizaciones sanitarias y hospitales, a mí me tranquilizaría más saber que funcionan al estilo de la Fórmula 1, como nos cuenta nuestro CTO, Iñaki González, en su entrada del blog de IMF En los hospitales, como en la Fórmula 1, cada segundo cuenta, que fruto de las genialidades de algún Einstein sanitario: La parada en boxes es uno de los procedimientos más delicados durante un Gran Premio y aquí todos los miembros del equipo deben tener claro cuál es su función y realizarla en el menor tiempo posible en perfecta coordinación con el resto de profesionales. Como elemento diferenciador, es una de las prácticas en las que más horas de formación se invierten, porque unas décimas de segundo pueden ser cruciales para la victoria del piloto, y por ende, del equipo cada fin de semana. Lo mismo ocurre en nuestros boxes de urgencias, en la atención de emergencias, en los quirófanos de...

Premio LHC: Mejorando el presente con calidad y eficiencia.

Cuando allá por el mes de junio nos fuimos de vacaciones os dijimos que nos traíamos un par de asuntos importantes entre manos y que a la vuelta os contaríamos con todo detalle. Pues bien, ha llegado el momento, ya estamos de vuelta de nuestras vacaciones tal y como anunciábamos en nuestra newsletter del mes de septiembre que publicamos con puntualidad británica el pasado martes, 1 de septiembre. Por cierto, si no lo has hecho ya, puedes suscribirte a “Lean On Me” en nuestra página web www.osenseis.com. Si nos seguís en twitter o en Facebook ya sabréis que una de esas cosas tan importantes que hemos rematado este verano son ni más ni menos que las IV Jornadas Lean Healthcare que organizamos este año en el Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, tras pasar por Calahorra (2010), Barcelona (2012) y Santiago de Compostela (2014). Detalle para los más avispados: aunque su carácter es bienal, nos moríamos de ganas por volver a juntar lo más relevante del Lean aplicado en Sanidad. Estas jornadas llevan el sobrenombre de “Mejorando el presente con calidad y eficiencia” y contaremos con un magnifico plantel de ponentes distribuidos en una agenda bien completa y variada para que no nos falte de nada. Pero no sólo eso, queremos que tú también seas parte de la fiesta, y por eso, organizamos el Premio LHC: Temática Los posters deberán tener en cuenta la temática “Lean en Sanidad”, pudiéndose encuadrar en cualquiera de las diferentes áreas que se abordarán durante la jornada: ámbito asistencial, no asistencial y de gestión. Jurado y Criterios de valoración El Jurado que valorará y decidirá...

Casos prácticos de Lean Healthcare: ven y cuéntalo, en #3CNLeanHealthcare.

Ya te lo habíamos avisado. Queremos que el protagonista del III Congreso Nacional de Lean Healthcare seas tú. Y queremos que así sea porque creemos en nuestro sexto principio Lean, creemos en las personas, y en ellas está la clave de los verdaderos elementos de cambio de nuestras organizaciones. Por eso, además de los mágnificos ponentes y referentes que nos hablarán de Lean aplicado en Sanidad que tendremos a lo largo del Congreso, queremos que seáis vosotros también quienes nos cuenten esas pequeñas ideas que habéis desarrollado en vuestros hospitales, centros de salud, unidades de gestión o lugares de trabajo y que os han aportado mayor eficiencia y han dotado de mayor valor a vuestros procesos. Seguro que ejemplos hay muchos, desde aplicar gestión visual hasta poner un poco de orden para que todo se vea a la primera, esa pequeña mejora que hicistéis para que vuestros pacientes no se pierdan, esos pequeños consejos para que no se olviden de la medicación… nadie mejor que vosotros para contarnos con vuestras propias palabras cómo habéis correjido pequeñas deficiencias encontradas en vuestros procesos. Como decía nuestro CTO en su SobreviviRRHHé!, “otra forma de hacer las cosas es posible y que debemos hacer los congresos más participativos, más abiertos al profesional de base, alejado de las corbatas, donde los profesionales se hablen de tú a tú, con ese brillo en los ojos de quién lucha al pie de la calle cada día, y puede contar con orgullo cómo pequeños proyectos pueden salir a la luz y mejorar nuestras organizaciones, centros de trabajo y la gestión de nuestro día a día.” Y como creemos...

Cuatro motivos para usar Lean en el trabajo.

Que Lean se puede aplicar a cualquier faceta de nuestra vida profesional y personal ya lo hemos ido contando a través de nuestro blog, pero hoy queremos repasar 4 motivos para seguir esforzándonos en aplicar Lean en el puesto de trabajo aunque nuestro jefe y/o la organización en la que trabajamos no sepa o no quiera saber nada sobre Lean (¡allá ellos!): Sólo depende de tí. Por muy mal que le siente a tu jefe, Taiichi Ohno sentenció hace varias décadas que los fundamentos de Lean son: la mejora continua y la implicación de las personas (pues sí, no dijo nada de los jefes, ni de que tú no puedas tomar las riendas de cómo hacer que tu trabajo se realice de forma excepcional). De hecho el único protagonista de esta historia del Lean eres TÚ, y si tú estás implicado, nadie puede impedir que te esfuerces cada día por hacer las cosas un poco mejor. Lean va de hacer menos… …menos cosas que no aportan valor añadido para el cliente final. Seguro que en tus actividades diarias hay unas cuantas de esas que se podrían eliminar, en beneficio de hacer otras que podrían ser más interesantes profesionalmente para ti y seguro que también para el cliente. ¡Atrévete a proponerlas!, ningún jefe inteligente dejará pasar la oportunidad. El trabajo se hace más sencillo. Si sabemos claramente qué es lo que hay que hacer y cómo, nuestro trabajo resultará más cómodo y más fácil. Algunas herramientas Lean pueden ayudarnos en este sentido, como la estandarización y la gestión visual (que nadie se alarme, los utensilios básicos requeridos son: papel y...

Campeones, campeones, ooe, ooe, ooe!

La semana pasada nuestra CEO, Isabel Muñoz, nos contó algunas cosas sobre Lean en el sector sanitario en una Jornada que tuvo lugar en el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid y que tuvo una excelente acogida vista la cantidad de contactos que hemos tenido después de su ponencia. La presentación íntegra la ponemos a tu disposición a través de esta slideshare: Aplicación de metodología Lean a los procesos de un hospital. from Osenseis Así que con este subidón, nos hemos acordado de una entrada que nos envió Juan Carlos Viela hace un mes al ritmo de  “Campeones, campeones, ooe, ooe, ooe”. Es toda vuestra. OOE, ¿qué es esto? Lo primero que me viene a la mente es el final de los cánticos con que los hinchas animan a su equipo favorito. Se oyen en mitad de un partido, “A por ellos, ooe…” y tras alcanzar la gloria con la victoria en un campeonato, “Campeones, campeones, ooe, ooe, ooe”. No, no puede ser. Ooe es ahí una muletilla sin significado con la que poder completar una frase musical. Los conversos a la filosofía Lean piensan que se trata de una errata de alguien que ha querido escribir OEE, las iniciales de Overall Equipment Effectiveness, indicador con el que se mide la eficiencia general de una línea de producción. Ooe tampoco es un desliz, para desconsuelo de los que pensaban eso. Si no es nada de eso, ¿qué es entonces ooe? OOE son las iniciales de Overall Operation Effectiveness, indicador con el que medir la ganancia general de eficiencia de toda una operación. En un proceso en el que se producen exclusivamente...