Principios de gestión de Toyota #BL08

Allá por el año 2015 dedicamos toda una serie a explicar los 14 principios de gestión de Toyota, así que la entrega de hoy del Botiq-Lean, el particular botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia ha compartido en YouTube a través de su canal P2P Investigación e Innovación, nos viene al pelo para resumirlos en apenas un minuto: Para aquellos que queráis profundizar en cada uno de estos 14 principios os dejamos el enlace a cada una de las entradas de esta serie y hacemos una parada especial en el último principio, Conviértase en una organización que aprende mediante la reflexión constante (hansei) y la mejora continua (kaizen) que bajo nuestro punto de vista es el que distingue una organización  realmente Lean. Lo que dice Toyota (del libro “Las claves del éxito de Toyota. 14 principios de gestión del fabricante más grande del mundo”. Jefrey K. Liker): En Japón, a veces la madre y el padre le dicen a los niños: “Haz el favor de hacer el hansei”. Algunos niños han hecho algo malo. Significa que él o ella debe pedir perdón y mejorar su actitud –toda está incluido, el espíritu y la actitud-. Por lo tanto una vez se le ha dicho a un niño: “Haz el favor de hacer el hansei”, él entiende casi todo lo que su madre y su padre quieren que haga. (…) Hansei es realmente más profundo que una reflexión. Realmente es ser honesto con tus propias debilidades. Si uno habla de sus fortalezas, está fanfarroneando. Si uno reconoce sus debilidades con sinceridad, manifiesta un...

Tipos de Muda #BL07

Si en nuestra última entrada del Botiq-Lean os presentábamos a los tres enemigos de Lean: desperdicio (muda), desequilibrios en las cargas de trabajo (mura) y estrés físico o mental (muri), hoy queremos reflexionar sobre los diferentes tipos de muda que podemos encontrarnos. ¿Repasamos primero este video de 40”? En resumen, actividades que no aportan valor añadido, también conocidas como Muda, despilfarro o desperdicio, podemos encontrar de los siguientes tipos: Sobreproducción. Hacer cosas que nadie ha pedido pero que hacemos “por si acaso”. ¿No sería mejor preguntar? Tiempo. Esperar, esperar, esperar… ¿a qué?. Transporte. Traer y llevar personas, cosas o papeles. ¿Pero es que no existe el mail o Skype? Inventario. Almacenar materiales o papeles, ¿por si hay un holocausto nuclear, por ejemplo? Procesos: Hacer tareas que pueden automatizarse o que son totalmente superfluas. Parodiando al famoso: si hay que ir se va, ¿pero ir pa na’?, nosotros decimos eso de: si hay que hacer se hace, ¿pero hacer pa na’?. Movimientos: Mientras buscas, quitas y pones se nos va pasando el rato, ¿pero hemos hecho algo de provecho? Defectos. ¿Por qué hacer las cosas bien a la segunda o a la tercera pudiéndolo hacer a la primera? Pero el peor muda de todas ellos es, sin lugar a dudas, el talento infrautilizado de las personas. En Lean consideramos que es vital hablar, preguntar y consensuar soluciones contando con la implicación de las personas, por lo que no puede ser que no aprovechemos al máximo el talento que tenemos a nuestro alrededor, así que si te parece que hemos hablado de demasiados tipos de muda y quieres empezar atacando sólo...

Los tres enemigos de Lean: Muda, Mura, Muri #BL06

No se puede caer bien a todo el mundo, ¡es la vida! A Lean tampoco le cae bien tres tipos y de eso trata el vídeo número 6 del Botiq-Lean, el particular botiquín de primeros auxilios Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia ha compartido en youtube a través de su canal P2P Investigación e Innovación. Antes de entrar en detalles, veamos primero como los geniales monigotes de Mónica López nos presentan en 42 segundos a los peores enemigos de Lean, también conocidos como las 3M: Muda, Mura, Muri. Muda. También conocido como despilfarro o desperdicio. Son todas aquellas actividades que no aportan valor, que son innecesarias y que por tanto implican un consumo excesivo de recursos como tiempo, espacio, personas, dinero… Seguro que tan sólo leyendo esto se te ocurren multitud de ejemplos relacionados con tu trabajo y/o vida personal y si no, repasa todo lo que has hecho hoy o abre tu armario, trastero, frigorífico… ¿hay o no hay mudas en tu vida?. En nuestra próxima entrada del Botiq-lean profundizaremos más sobre los diferentes tipos de mudas que podemos encontrarnos para que no se nos escape ni uno sólo de ellos (je je, je… prepárate porque va a ser algo así como el Pokemon Go versión Lean: Muda Go). Mura. Puedes encontrarlo también bajo la forma de irregularidad, inconsistencia, incumplimiento o variación no prevista. Sería algo así como que unas veces apenas tengo trabajo y otras voy completamente desbordado. Ejemplos típicos podrían ser no estudiar en todo el trimestre para darnos luego la gran panzada, amontonar varias lavadoras para planchar y luego sentirte...

El sexto principio Lean: LAS PERSONAS #BL05

  Desde Osenseis apostamos por un sexto principio, del que seguro que Taiichi Ohno estaría totalmente de acuerdo: LAS PERSONAS. Veamos el video que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, pone a disposición de todos en abierto desde su canal de youtube P2P Investigación e Innovación y que cuenta con los extraordinarios monigotes de Mónica López: Nada de lo que hagas relacionado con Lean te va a funcionar si no pones a las personas en el centro del sistema. Y cuando hablamos de personas nos referimos en primer lugar al cliente o usuario: ¿entendemos lo que espera del servicio o producto que le suministramos?, ¿nos preocupamos de comprender (no sólo escuchar) cuáles con sus expectativas y por qué?, ¿realmente lo que hacemos le aporta valor? Pero también necesitamos a las personas que están en primera línea, a los del tajo (o en el árgot Lean “en el gemba” que suena más fino), porque son los que realmente saben cómo funcionan las cosas y por lo tanto son los verdaderos senseis (maestros) que pueden ayudarte a mejorar. ¿Vas a perder esa oportunidad? Algunas claves para que este sexto principio, las personas, vaya como un tiro: Informar de los objetivos que se pretenden con la implantación de Lean. Alinear los objetivos Lean con los objetivos estratégicos de la organización. Formar sobre la cultura Lean y sus herramientas. Respetar todas las opiniones. Transparencia en la evolución de los proyectos, actividades. Buscar la causa raíz de los problemas, no culpabilizar. Fomentar la participación. Aceptar ideas, propuestas diferentes. Potenciar el consenso en la toma de decisiones, frente a la imposición. Incluir...

Los cinco principios Lean #BL04

Terminado el verano y nuestras largas vacaciones de verano, volvemos a recuperar esta sección en la que todos los martes (salvo el último de mes, que se lo reservamos a Marta Vispo y sus Recetas Lean) repasamos nuestra serie dedicada a difundir el botiquín de primeros auxilios Lean: Botiq-Lean que ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, pone a disposición de todos en abierto desde su canal de youtube P2P Investigación e Innovación y que cuenta con los extraordinarios monigotes de Mónica López. Hoy toca  hablar de los cinco principios Lean enunciados por Womack & Jones, considerados los padres de la criatura esta conocida como Lean. Representar los 5 principios en forma de círculo no es casual, ya que si algo tienen que hacer estos principios es rodar, moverse, avanzar… Veamos primero el video de 37” (efectivamente, dura menos que lavarnos los dientes) Valor. Sabemos que Lean está obsesionado con eliminar todo lo que no aporta valor, pero ¡cuidado!, quién debe definirlo es el usuario o cliente final, no nosotros. Así que lo primero y más importante es hablar con el usuario o cliente final y tener muy claro cuáles son sus necesidades y expectativas. Flujo de valor. Ahora sí. Una vez que el primer principio lo hemos hecho como Dios manda, ahora estamos en situación de poder darle la patada a todo lo que no aporta valor en nuestros procesos (o al menos tratar de hacerlo). Flujo. Si hemos limpiado nuestros procesos de polvo y paja, es decir, de todo lo que nos hace perder tiempo, espacio, recursos… nos resultará mucho más fácil hacer que todo...