Las 5S no sirven para nada… ¡ver para creer!

La tercera Ley de Newton dice, explicándolo de forma coloquial, que “para cada acción existe una reacción igual y opuesta”. Y esto es lo primero que nos ha venido a la cabeza al leer el artículo de Luis Aldabalejo Las 5S no sirven para nada… o si? Hace unos días, en una empresa en la que tenía un compromiso para realizarles una auditoria de procesos, me invitaron a participar en una como oyente. Los auditores después de una buena charla dieron unas conclusiones y unas propuestas y herramientas de mejora y, por supuesto, hablaron de las 5S. Esto me llevó a recordar una implantación Lean que llevo en una pequeña empresa que también empezó por las 5S, y es aquí donde empieza mi lucha por eliminar las 5S. ¿Cómo…?, ¿qué las 5S no sirven para nada?, ¡lo que nos faltaba!. Pero si precisamente la semana pasada con motivo del 6 cumpleblog de Osenseis disfrutábamos haciéndonos eco de que las 5S se han hecho tan populares que hasta podemos encontrar en las redes sociales entradas como esta de Ticbeat que nos anima a Ordenar y limpiar la mesa: así es la técnica lean que nos ayudará a mejorar la productividad Un buen ejemplo de ello es la técnica lean de las 5’s. Se trata de una herramienta desarrollada por Hiroyuki Hirano que parte de algo muy básico que hasta un niño de 5 años podría entender: mejorar la limpieza, organización y utilización de las áreas de trabajo ayuda a incrementar el aprovechamiento de tiempo.  Antes de entrar en pánico, sigamos leyendo lo que Luis Aldabalejo tiene que contarnos sobre las 5S:  Al llegar a esta...

El #Recetario de Marta: Una realidad de las 5S

Es un hecho que en muchas organizaciones de distintos sectores las 5S del Toyota Production System (TPS) son más que conocidas. También es un hecho que en muchas organizaciones se han puesto en marcha con resultados variables y a veces descorazonadores. En la mayoría de los casos inicialmente han supuesto mejoras claras para la empresa que con el tiempo han vuelto sino a como estaban al principio, casi. Hoy os hablaré de las 5S aunque os adelanto que como suele pasar en Lean el asunto va de sentido común puro y duro. Las 5S surgieron en Toyota como una herramienta facilitadora de la actividad diaria, mejorando el aspecto del lugar de trabajo para eliminar lo que no se necesita (waste) favoreciendo así el flujo y la productividad.  Aunque son muchas las preguntas que podemos hacernos con respecto a las 5S, vamos a intentar resolver los principales misterios. Las 5S se denominan así porque hacen  referencia a 5 palabras japonesas que empiezan por la letra S: Seiri =Clasificar Seiton= Ordenar Seiso= Limpiar Seiketsu= Estandarizar Shitsuke= Mantener los cambios en el tiempo SEIRI El concepto es tan simple como que en nuestro lugar de trabajo debemos contar únicamente con lo que necesitamos. Todo lo demás es desperdicio puro y duro y ha de eliminarse. Si hacemos el simple ejercicio de dar un repaso a ese espacio en el que pasamos horas a diario nos daremos cuenta de que el SEIRI es más que necesario. Lo de hacer SEIRI es sencillo, no nos engañemos, lo que pasa es que al principio da pereza. Bastaría con coger un par de cajas. En la...

Cómo conseguir que tus hijos aprueben… usando Lean.

Rescatamos una entrada que publicamos hace un par de años en Osenseis acerca de cómo hacer los deberes rápido y bien en la que os contábamos los consejos de Miguel de Luis Espinosa desde su blog Sabia Vida acerca de cómo organizarse para hacer los deberes aplicando dos técnicas de productividad: una americana que se llama GTD y nuestras archiconocidas 5S. Miguel de Luis Espinosa las ha mezclado y resumido para tener un sistema genial con el que hacer cualquier tarea desde primaria a universidad (y aún más allá). Teniendo en cuenta que la mayoría de los padres con hijos en edad escolar están (estamos) atacados ahora que entramos de lleno en la recta final del curso, seguro que unos consejitos nos vienen  genial a padres e hijos. ¿Lo recordamos?  1.- Separa Innecesarios (Sin piedad ni compasión). Lo primero, tu lugar de trabajo. ¿Hay tele? Apagada. ¿Hermanos molestos? Haz que no molesten. ¿Ruido? No lo queremos. Lo segundo, tu mesa. Nada que sea inútil para hacer los deberes debe estar encima de la mesa. Nada. Cero. Cualquier cosa que no necesites ponla en su sitio (que cuando trabajes nunca será tu mesa de trabajo). Todo lo inútil es tu enemigo porque sólo sirve para distraer. Recuerda: Distracción = Trabajar Más y Peor. (No sé tú, pero a mí me gusta trabajar menos y hacerlo todo bien).  2.- Limpiar. Sí, hay que decirlo. Todo el polvo que tenga tu mesa pasará a tu papel. También las miguitas que forman la goma de borrar, la mina del lápiz, los restos del afilado. Todos esos restos están programados para acabar con tus deberes. Defiéndelos.  ¿Cuándo limpiar?...

¡Si Marie Kondo conociese las 5S!

La lideresa mundial del orden, Marie Kondo, ocupaba el pasado sábado las páginas de Japón en femenino, con Rosa María Calaf en Mujer Hoy y nos resultaba inevitable pensar que sería de esta gurú si además de poner en práctica las dos primeras S: Eliminar lo innecesario y Ordenar, también predicase por el mundo, con la misma energía, el resto de las S: Limpieza, Estandarización y Disciplina. En nuestra entrega quincenal del botiquín de primeros auxilios Lean (Botiq-Lean para los amigos) hoy descubrimos las 5S y cómo ponerlas en marcha, de la mano de los monigotes de Mónica López y gracias a ACIS, la Agencia del Conocimiento en Salud de Galicia, que generosamente lo comparte a través de su canal de youtube P2P Investigación e Innovación: El Sistema de Producción de Toyota, que aparece dibujado siempre como una casa, incluye en su base las 5S como el punto de partida para la implantación eficiente de Lean. Lluís Cuatracasas en su libro Lean Management: la gestión competitiva por excelencia nos lo cuenta así: Los procesos empresariales cuya implantación se pretende llevar a cabo bajo los principios de la gestión lean y, por tanto, basándose en evitar actividades y consumo de recursos innecesarios, ven muy favorecidos sus objetivos, si parten de una buena organización que les evite perder tiempo en buscar, recoger y preparar elementos innecesarios (materiales, herramientas, útiles, etc.) Ello se puede conseguir en grado sumo, mediante la implantación de un programa de 5S, cuya aportación a la mejora de la eficiencia es directa y total; en efecto, como se verá, este programa supondrá organización, orden, limpieza, estandarización y disciplina, (y...

Los 10 consejos Lean de Osenseis del 2016, con sentidiño.

Cada entrada de nuestro blog finaliza con un consejo Lean. A lo largo de este año han sido más de 70, así que hemos seleccionado nuestros diez consejos Lean favoritos del 2016: El mejor consejo Lean puede resumirse en una sola palabra: lean (del verbo leer). Para problemas leves de salud: botiquín. Para problemas leves de organización y gestión: Botiq-Lean. Curar una herida requiere seguir unos pasos de forma ordenada. Aplicar Lean para curar problemas de organización y gestión… también. Investiga tus OFNIS -Objeto en el Frigorífico No Identificado- y elimina aquellos que no necesites. No te quedes en un lugar que no puedas florecer, aunque te guste (M. Sierra). Si te gusta un lugar, haz que florezca, aunque te cueste (Osenseis). La vida nunca es una sucesión de problemas, sino de oportunidades para mejorar. Convierte la debilidad en virtud: evoluciona, crece, reinvéntate, equivócate, perdónate, vuelve a intentarlo. Hacer las cosas al estilo Lean significa hacerlas: más fáciles, mejor, más rápidas y más baratas (en este orden de importancia). No hagas nada que no ayude a crear un mundo mejor. Y nuestro consejo favorito número diez del 2016 viene recién sacado del horno de la mano de nuestros amig@s de Sogalca con los que hemos tenido el placer de compartir formación en Santiago de Compostela sobre Lean Sanidad y que han acuñado una nueva S, previa a todas las anteriores y sin la cual no puede aplicarse el resto: la 0S = Sentidiño. Es más, nos ha convencido tanto que deberíamos aplicarlo antes de hacer cualquier cosa que suene a Lean, así que ahí va el consejo: Antes de aplicar...