Papaya que no aporta, a la basura, pero sí importa.

papaya-que-no-aporta

Retomamos el ritmo de la serie Frigo-Lean tras el paréntesis de la semana pasada, motivado por una buena causa, hacernos eco de  de la colaboración que nuestro CTO ha iniciado este año con la Academia de Gestión TEVA y en la que ha aprovechado para hablarles de Cómo aplicar los 5 principios Lean en tu farmacia.

Así que dicho esto, al lío, que menudo tomate que hay montado en el frigo de los Osenseis. En realidad tres tomates como tres soles porque los deberes que nos pusimos desde la última entrada Frigo-Lean consistían en proponer al menos tres buenas ideas para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, teniendo en cuenta que el consumo es para dos adultos y dos niños menores de 10 años. Veamos lo que nos dicen los datos:

frigo-pareto-lean

En primer lugar (y no es por criticar 😉 ) pero echamos de menos los frescos. Vale que el abuelo tenga huerto pero dónde está el pollo, la carne, el pescado… Si esto es un estudio “serio” lo deberíamos haber incluido ¿no?, al fin y al cabo ahí es donde está el gasto fuerte de nuestra cesta de la compra.  Dicho esto sin acritud, ahí van las propuestas de Osenseis:

1.- Ten claras tus prioridades, las decisiones vienen después.

Empecemos por el zumo que es el número 1 del ranking. Esta semana hemos comprado 7 litros de zumo envasado de naranja y a la vez 3 kilos de naranja de zumo (un 15% del importe de nuestra cesta de la compra), ¿por qué las dos cosas?. Desde el punto de vista saludable la opción más recomendable es que hagas tus propios zumos a partir de naranjas naturales. Pero también es cierto que si te has comprado el zumo para irte de viaje, al trabajo o a pasar el día fuera, la opción envasada es más práctica. Así que antes de emitir sentencia en firme debemos tener claras nuestras necesidades y prioridades, y en función de ellas tomar decisiones. Si no ponemos el burro antes que el carro, como se suele decir, acabaremos con el frigo lleno de un zumo de oferta que no nos gusta y que tiraremos a escondidas o con naranjas pudriéndose porque nadie está interesado en hacer zumo, ¿a alguien le apetece tirar dinero a la basura?

2.- Analiza los productos por familias, te resultará más fácil encontrar oportunidades de mejora.

A la semana se consumen 5 litros de leche entera (niños) y 4 de desnatada (adultos). ¿Hay alguna razón de peso que lo justifique, por ejemplo cuestiones médicas? El precio es muy similar, apenas dos céntimos de diferencia, así que por qué no plantearse comprar sólo leche entera o sólo leche desnatada. Es más, por qué no comprar leche semidesnatada para todos y así te resultará más fácil almacenarla, saber cuándo hay que comprar y la leche abierta “rotará” más en el frigorífico. Si tu familia (en este caso la real) es un fanática de la familia de los quesos entendemos que todas las semanas se compre queso curado, lonchas de queso, queso en porciones y queso fresco, pero ¿realmente consumes todos estos tipos de quesos tan diferentes?

3.- Papaya que no aporta, a la basura, pero si importa.

La lectura es otro de nuestros hábitos saludables recomendados, así como cocinar en casa y alternar con los amigos, pero un poquito de por favor. Si no te gusta el salmón, por mucho que le dé “color” a la nueva receta que has descubierto, no compres un paquete entero. Hay muchos sitios donde podrás comprar a peso las lonchas que necesites y evitarán que tires innecesariamente dinero y alimentos. Antes de llenar tu frigo de cervezas (12) y cervezas con limón (6) se realista con tu consumo habitual, las personas que te visitan, si beben alcohol, si se presentan de improvisto o no y si hay cerca de tu casa algún sitio donde comprar bebida fresca en caso de necesidad. El alcohol, como las chuches de los niños, para los fines de semana. Ganarás en salud y ahorrarás  dinero y un sitio fabuloso en tu frigo para opciones más saludables. Terminamos hablando de la papaya. Vale que tu amig@ o vecin@ te dio la cena hablando de cómo le ha cambiado la vida el batido de papaya y lo joven que se siente con su mascarilla natural de papaya, pero si a ti eso no te aporta, no lo compres. Aunque a los Osenseis nos encanta el dicho “persona que no aporta y cuchillo que no corta, a la mierda que no importa”, en este caso SI nos importa que tires la papaya a la basura, así que lo mejor es pensárselo dos veces antes de comprarla y si ya la tienes y no la vas a usar, no la tires a la basura, seguro que si se la regalas a tu amig@ o vecin@ lo agradecerá.

Si aplicando un poquito de PopLean a tu frigo podemos conseguir mejoras como las que acabamos de contar, ¡imagina si usamos toda la artillería Lean para mejorar los procesos!

Aún estás a tiempo de vivirlo en primera persona si te inscribes al curso Aplicación práctica de la metodología Lean para la mejora de procesos organizado en Madrid por la Fundación Gómez Pardo el 10 y 11 de noviembre 2016. Nuestra CEO, Isabel Muñoz, participará como docente en esta formación junto con dos de los grandes de la mejora continua: José Miguel Quintana,  Director de Planificación y Control en Atlantic Cooper y Mariano Prieto Córdoba,  Jefe del Departamento de Mejora Continua de ENUSA Industrias Avanzadas S.A.

Consejo lean:

Papaya que no aporta, a la basura, pero ¡ojo! que sí importa!

Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín

Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.

Gracias FrigoLean por destrozarme la vida.
Prioriza para maximizar tus resultados.