Gracias FrigoLean por destrozarme la vida.

gracias-frigolean-por-destrozarme-la-vidaEstimados Osenseis:

Tengo 2* años y vivo en **** compartiendo piso con tres amigos de toda la vida. Soy un convencido de Lean, un “friki” que diríais vosotros y un fanático del pop-lean. Lo de aplicar lean a la vida cotidiana es un puntazo. Sigo vuestros consejos al pie de la letra. Tanto, que ya he aplicado las 5S al estilo Marie Kondo en mi habitación, en mi puesto de trabajo y en mi piso, aunque me ha originado algún que otro encontronazo con mis compañeros que no acaban de entender por qué hay que tirar cosas si no molestan.

En la cocina puse un tablero kanban para controlar las tareas que debemos hacer cada uno de nosotros, pero soy el único que mueve las notas a través de los diferentes estados: pendiente de hacer, en ejecución, realizado. “No tenemos tiempo para bobadas”, me dicen mis compañeros de piso y eso me pone de mala o***a porque los cuatro estuvimos en el mismo taller de Lean que organizaron en el trabajo, ¿o es que mientras yo escuchaba ellos estaban pensando en los ababoles?

Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido haceros caso con el p**o Frigo-Lean. Me costó discutir con mis compañeros para que respetasen cómo había hecho las 5S dentro del frigorífico y eso que le dediqué bastante tiempo a pensar la mejor forma de hacerlo. Me tuve que currar yo solito el ABC de los productos que compramos y cuando les propuse algunas mejoras empezaron a reírse de mí y me dijeron que si es que los listos de Osenseis iban a saber mejor que ellos lo que tenían que tener en su frigo. ¡Qué hasta aquí habíamos llegado!

Ahora llevamos tres semanas sin apenas hablarnos, la semana pasada fue mi cumpleaños y me regalaron una nevera portátil para que “juegue al Frigo-Lean en mi habitación”, ¡menudos c******s!, pero lo que más me cabrea es que encima me han puesto mote y me llaman “el Muda”.

En el trabajo también me pasa algo parecido, supongo que porque al final todo se contagia. Creo que esto no tiene arreglo, pero quería que supieseis que gracias, amigos de Osenseis, gracias por destrozarme la vida.


¡La que hemos liado sin querer!

¿Alguna idea sobre cómo ayudarle a reconducir la situación?

En nuestra próxima entrada dedicada al Frigo-Lean os mostraremos la respuesta que le hemos dado y las mejores ideas que nos habéis mandado a través de comentarios a esta entrada o para los más tímidos a través de nuestra dirección de email info@osenseis.com

Gracias por ayudarnos, esta vez os necesitamos 😉

Consejo lean:

Aunque resulte difícil de asimilar, no todos vemos las cosas del mismo modo.

Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín

Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.

Tiempo de paz para el Frigo-Lean.
Papaya que no aporta, a la basura, pero sí importa.