FrigoLean Experience 4: Echando cuentas.

FrigoLean Experience 4: Echando cuentasExactamente catorce días nos ha costado hacer los deberes que nosotros mismos nos pusimos en nuestra última entrega del FrigoLean. ¡Ni que nos hubiéramos planteado hacer una integral triple!. Posiblemente nos haya fallado el subconsciente y en el fondo estábamos intentando acabar con todos los restos del frigo para no salir demasiado mal parados en la foto, pero he aquí el resultado de nuestra FrigoLean experience:

1.- Elimina de tu frigo todo lo que esté caducado, en mal estado o no vayas a consumir. A pesar de que nos apasiona la comida japonesa, hemos sacrificado la salsa de soja y el wasabi que llevaban ya tantos años en la nevera que han pasado a ser uno más de la familia. Y qué decir de ese huevo escondido entre sobres de kétchup en la puerta del frigo, ni nos hemos atrevido a romperlo por si sale el pollito. También nos hemos desecho de la lechuga y la fruta rancia y de todo aquello con olor, o color sospechoso o con “pelo”. Por último, ¿para qué queremos en el frigo un medicamento caducado desde hace un año?

2.- Calcula su importe lo más exacto que puedas.

Hemos ido a nuestro súper de cabecera y estos son los precios:

precios alimentosAlimentos: 10,32€ (prueba con la web de Carritus si quieres hacer el cálculo sin salir de casa)

Medicamento: 14,47€ (precio buscado en internet, sin receta)

Total: 24,79€

Si multiplicamos esta cantidad por 52 semanas nos sale la escalofriante cantidad de 1.289,08€ al año.

Si te parece demasiado, te retamos a que hagas el cálculo por ti mismo, usando tu propio frigo, seguramente te saldrá incluso más en cuanto tengas en cuenta carne, pescado, elaborados, congelados, alcohol…

3.- Haz una foto de todo lo que has eliminado y pégala en tu frigo. Escribe en la foto el importe anual que acabas de calcular.

foto frigo

4.- Piensa en que podrías dedicar ese dinero: una cena, un fin de semana de vacaciones, una  bici nueva…. Los Osenseis nos hemos venido arriba y nos hemos propuesto ir a Ibiza patrocinados por nuestro propio frigo (visto que para ir a Japón con ADUM no nos va a llegar, je je).

Diagnosticado y cuantificado el problema y con un aliciente estupendo para resolverlo, ahora sólo nos queda ponernos manos a la obra. ¿Alguna pista de qué herramienta Lean deberíamos utilizar a continuación?

Si quieres una pequeña ayuda, repasa las herramientas Lean más habituales, a través de estos videos del Botiq-lean (el Botiquín de primeros auxilios Lean). Cada uno de ellos dura menos de 1 minuto, así que no hay excusa para no verlos.

Te esperamos en dos semanas.

Consejo lean:

Los problemas son las justificaciones del derrotado y el desafío del excelente (anónimo).

Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín

Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.
FrigoLean Experience 5: Las 5 palabrotas Lean
FrigoLean Experience 3: Tu frigo derrocha dinero