El #Recetario de Marta: por el buen camino.

Una de las lessons learned más trascendentes que aprendí en mi primer viaje Lean es que en cualquier proyecto lo más importante son las personas. Aunque parezca una obviedad, en muchas empresas todavía no se ha llegado a ese convencimiento esencial y es entonces cuando choca que algunos se sorprendan de cómo van las cosas y porqué muchos proyectos no sólo fracasan sino que se quedan a medio camino o ni llegan a comenzarse. Siendo Lean, debemos empezar siempre la casa por sus cimientos y en ellos – tal y como ya hablamos en su día de la casa de Toyota- se encuentran tanto el equipo  humano como la cultura de la empresa.

Tras pasar por distintas empresas y comprobar que en la mayoría de ellas fallan los cimientos, la realidad común es la existencia de un desequilibrio en el reparto de ciertos egos que suele conducir a un futuro poco halagüeño. Y es que no se le puede pedir a una plantilla que dé lo mejor de sí, que identifique errores, que innove y aporte soluciones cuando la motivación y el empowerment simplemente, no existen o – si existían- se fueron. Identificadas estas carencias, en este punto tenemos dos caminos:

  1. Camino fácil: pensar que eres fantástico pero que desgraciadamente te has rodeado de una pandilla de negados que sólo te generan interminables cefaleas y un insomnio crónico al comprobar como tu cuenta de resultados anual se aguanta con pinzas. (CAMINO ERRÓNEO)
  1. Camino Lean: este camino obliga a ponerse la camiseta interior de autocrítica para que -tras convertirse en una segunda piel- no se pueda retirar jamás. A partir de ahí el futuro cambia de color sencillamente porque la perspectiva también cambia. (EL BUEN CAMINO) Precisamente uno de los encantos de la metodología Lean es que la autocrítica nos permite ser mucho más analíticos que de costumbre, y esto ayuda bastante a que todo un grupo de personas acerque sus perspectivas y objetivos.

Aunque la teoría parezca fácil, conseguir alinear a todo un equipo es cuanto menos complicado. Aún así se puede trabajar e indudablemente se puede mejorar, siempre y cuando no nos crucemos de brazos y sigamos repitiendo el famoso “porque esto siempre se ha hecho así y punto”. Por naturaleza somos seres sociales que tendemos a imitar conductas, así que un buen punto de partida es empezar dando ejemplo con nuestros propios compañeros. Otro punto interesante es otorgar responsabilidades por las que las personas tengan que responder, pero eso sí, permitiendo cierta libertad más que apretar con saña una soga en el cuello. Más que un mensaje de felicitación navideña individual (al más puro estilo “copy & paste”) alabando el papel de los miembros del equipo, hay que currarse el asunto durante todo el año ayudando en el propio gemba a tus profesionales a desarrollar sus competencias. Ni que decir tiene que tus trabajadores son por norma general unos fantásticos malabaristas del manejo del tiempo y los recursos, así que está bien tener un detalle que les sorprenda de vez en cuando. Y no, no todos trabajan igual, no todos son igual de eficientes, no todos son igual de rápidos, no todos son igual de meticulosos, así que premiar a todos y con el mismo premio es además de injusto poco motivador para quien tiene más a mejorar.

 

Depende de TODOS y cada uno de nosotros conseguir que el equipo, ese del que se espera lo mejor cada día consiga lo que se espera de él y un poco más. La receta Lean para lograrlo no es otra que la de trabajar en unificar la perspectiva, esa que nos hace ver el vaso medio lleno o medio vacío, sin olvidar el sentido del humor y hacerse las preguntas adecuadas.

Be Lean!

Receta Lean: para lograr el éxito del trabajo en equipo tenemos que trabajar en unificar la perspectiva
Dra. Marta Jorge Vispo.

Médico Oftalmólogo – Especialista en metodología Lean.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.
El #Recetario de Marta: Una realidad de las 5S
El #Recetario de Marta: el gemba está ahí fuera.

Nunca comentar en Osenseis fue tan fácil:

Loading Facebook Comments ...

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *