El frigo Lean es más sano.

El frigo Lean es más sanoLa semana pasada hablábamos del best seller de Marie Kondo (KonMari) titulado La magia del orden y de sus dos principios absolutos: eliminar lo que no es necesario y ordenar, que nos recuerdan sospechosamente a las 5S y nos permite acercar Lean a nuestra vida diaria, bajo eso que a Osenseis le gusta llamar Poplean.

No sabemos si esto es una moda más, o una nueva forma de pensar que ha llegado para quedarse (confiamos en que sea esto último), pero en la revista Vogue de este mismo mes (edición digital) nos siguen hablando de hacer limpieza –literal y mental– y simplificar la vida, en este caso con nuestras prendas de vestir:

Todos los días se repite la misma secuencia sin apenas cambios: suena el despertador, te das una ducha rápida y, aún con el albornoz puesto, abres el armario y piensas, ¿qué me pongo hoy?. Y todos los días, casi sin excepción, a esa pregunta siempre le sigue el silencio o, más exactamente, el silencio resonando en un armario atestado de ropa.

Caroline Rector se atrevió a salir de esa dinámica más propia de Atrapado en el tiempo que de una escena doméstica cotidiana y decidió que la solución pasaba por hacer limpieza –literal y mental– y simplificar su vida. Se paró, hizo cálculos y decidió que solo necesitaba 37 prendas para vivir, 37 prendas con las que sentirse cómoda sin acumular de forma innecesaria, 37 prendas con las que vestirse en cualquier circunstancia o situación. Y resulta que funciona: ella lleva 5 temporadas haciéndolo –y contándolo en su blog.

No creo que pudiese sobrevivir con sólo 37 prendas (aunque mi marido esté convencido de que sí es posible), pero como suele hacerse en estos casos demos un giro para evitar seguir profundizando en la herida…

La revista mujerhoy, este fin de semana, nos daba estos consejos en su sección cuerpo & alma para Para escoger lo mejor, esta vez hablando de comida:

¿Una dieta más sana simplemente ordenando la nevera? Es posible. Te mostramos los trucos que lograrán que comas mejor sin darte cuenta.

  • Por los ojos

La única comida que debe estar expuesta en la cocina es la fruta. ¿Por qué? Un ejemplo: las personas que dejan los cereales del desayuno a la vista pesan hasta 9 kg más que los que los guardan en un armario, según un estudio de la Universidad de Cornell (EE.UU.).

  • A tu altura

Somos tres veces más propensos de comer lo que nos queda a la altura de los ojos. Aprovéchalo y coloca frutas y verduras (ensaladas, zanahoria en bastoncitos) en esa balda de la nevera.

  • Divide y vencerás

Divide en dos (con una bufanda, por ejemplo) el carro de la compra. En un lado echa frutas y verduras y en el otro, lo demás. El cerebro tiende a igualar ambas partes y llegarás a casa con un 23% más de vegetales.

Nosotros que hemos hablando tanto de aplicar lean en el frigorífico (recuerda nuestro concurso frigolean de hace unos años) y hasta ahora no habíamos descubierto sus propiedades saludables, ¡imperdonable, je je…!

No te olvides del binomio Lean y frigorífico (frigolean para los amigos), dará que hablar. Y hasta aquí puedo leer…

Consejo lean:

Haz limpieza –literal y mental– y simplifica tu vida.

Dra. Ing. Isabel Muñoz Machín

Socio & Chief Executive Officer (CEO) de Osenseis.

Si te gustan nuestros contenidos, no olvides suscribirte a nuestro RSS Feed diario y/o a nuestra newsletter mensual.
Una niña tenía dos manzanas o cómo “comprender” las situaciones
La magia del orden, o cómo triunfar aplicando sólo las dos primeras S