MoSCoW, aclarando mentes aturulladas.

La semana pasada hablábamos San Valeantín en nuestra entrada Cómo seguir enamorado después de 20 años y la semana que viene celebraremos, como todos los años, San Leandro, ese santo que los Osenseis hemos autoproclamado patrón de Lean. Así que entre santo y santo vamos a poner un poco de orden mental a toda esa cantidad de cosas que tenemos que hacer. Lean nos habla continuamente de eliminar lo que no aporta (muda) y nos focaliza en lo que realmente tiene valor, pero no todo es igual de importante y necesario. No sé a vosotros, pero a mí me cuesta horrores priorizar y no te digo nada tener una visión compartida, eso es casi misión imposible. Hace un par de semanas en Por mí… como si se acaba ya el año os contábamos cómo las metodologías ágiles tienen muchos puntos de conexión con Lean y que de hecho se considera que “Ágil” forma parte del universo Lean. Una de las herramientas o técnicas ágiles que he incorporado a mi mochila “de ir por la vida” es la técnica MoSCoW. Así, con este nombre tan chulo, nos ayuda a clasificar las tareas, actividades, requisitos o simplemente cosas que tenemos que hacer en nuestra vida profesional y/o personal: M– Must. Identifica los imprescindibles. Si o si hay que hacerlo, con la ayuda de o a pesar de, pero esto es obligatorio hacerlo. Un imprescindible de nuestra vida cotidiana: tener algo que comer en la nevera. S– Should. Es importante pero no obligatorio. Por ejemplo, poner la lavadora. Si no la pongo sigo teniendo ropa en el armario, pero no tentemos demasiado...

Cómo seguir enamorado después de 20 años.

Para aquellos que estéis leyendo esta entrada pensando que tenemos la pócima para el amor eterno, se han equivocado de blog, ¡qué más quisiéramos! Lo que si podemos contaros es por qué estamos tan enamorados de Lean como hace 20 años cuando éramos “pioneros” como dice Carmen Fernández Fernández, Directora de Correo Farmaceútico, en su entrada ¿‘Lean’ en botica?:  “(…) Uno de los hospitales pioneros en la implantación del Lean fue el Virginia Mason Medical Center en Seattle, Estados Unidos, cuyos directivos visitaron en varias ocasiones a Toyota en Japón para aprender el método. Eso les sirvió, entre otros resultados, para aumentar sus beneficios. También se han descrito mejoras sustanciales en cuidados del paciente, seguridad, accesibilidad y reducción de las listas de espera. Se está aplicando para producir más con menos y aumentar la calidad, además de en atención primaria, ambulatoria especializada y hospitalaria, en bloque quirúrgico, UCI, urgencias, diagnóstico por la imagen, laboratorio, rehabilitación, centros de día, logística, compras, mantenimiento, electromedicina y recursos humanos y farmacia de hospital. El primero que adoptó el Lean en España fue la Fundación Hospital de Calahorra en el 2000, para mejorar su logística. Luego se sumaron el Consorcio Sanitario Integral de Cataluña (incluye el Hospital Moisés Broggi) y los hospitales Clínico y Parque de Salud Pere Virgili de Barcelona, Fuenlabrada de Madrid, Universitario Dexeus de Barcelona, San Jaime de Torrevieja… . La Fundación Avedis Donabedian (FAD) para la Calidad Asistencial ha premiado ya varias de las experiencias en curso.” El secreto está en aplicar estos 10 Mandamientos Lean : “Cuchillo que no corta y persona que no aporta, a la mierda que no importa” -dicho de la abuela- (valor). Revisa con ojos...

Por mí… como si se acaba ya el año.

Ya estamos en febrero y todavía no me había estrenado en el blog de Osenseis en lo que llevamos de año. Nuestra genial Marta Jorge nos sigue poniendo las pilas el último martes de cada mes desde “El recetario de Marta” y el resto de los martes los dedicamos a recordar la serie Botiq-lean o como nos gusta decir desde Osenseis: el Botiquín de Primeros Auxilios Lean. Una serie imprescindible en vuestro cajón de recursos Lean y una de las preferidas de Osenseis. Pues sí, por mí como si se acaba ya el año. Normalmente enero es uno de esos meses que pasan sin pena ni gloria, intentando quitarnos de encima esos kilos de más de las navidades, perdonándonos por las promesas que sabemos que no cumpliremos a lo largo del año y reorganizando a duras penas la economía doméstica. En mi caso me han pasado taaaaaantas cosas buenas en este primer mes del 2019, que podría acabarse el año ya y hubiese merecido la pena. Como no, algunas de estas cosas tienen sabor a Lean y queremos compartirlas: Certificación ACP del Project Management Institute -PMI- Para aquellos que estéis familiarizados con las metodologías de Dirección de Proyectos sabéis que la certificación ACP avala el conocimiento en prácticas ágiles para gestionar proyectos. Estas metodologías ágiles tienen muchos puntos de conexión con Lean y de hecho se considera que “Ágil” forma parte del universo Lean. A lo largo de este año intentaremos acercaros más a este mundo de gestionar proyectos con enfoque lean después de haber superado con éxito esta certificación 😊. ASCO QUALITY TRAINING PROGRAM, organizado por Fundación ECO...

Acaba un año repleto de Kintsukuroi o cuando las heridas se convirtieron en oro.

Para los Osenseis el 2018 ha sido un año para recordar. Un año muuuuuy intenso, repleto de grandes lecciones de vida, de esas que no se olvidan. Hemos visto lo mejor y lo peor de las personas: bondad, maldad, humildad, soberbia, gratitud, envidia, valentía… y lejos de negar la realidad, huir o evitarla, hemos reflexionado (hansei que diríamos en la jerga Lean) y aprendido mucho. Pero mucho, mucho, mucho… Y ahora que hemos reparado las heridas de la vida con oro, como los maestros kintsukuroi, para hacernos más fuertes.. estamos deseando afrontar el 2019 con la mejor versión de nosotros mismos aplicada a la mayor de nuestras pasiones, la pasión por Lean. Pero antes, un repaso a las tres entradas publicadas en el 2018 más visitadas: Preoperatorio anestésico con enfoque Lean Nos encanta que la entrada más visitada del 2018 sea una dedicada a difundir la aplicación de Lean en el sector sanitario. La experiencia del Hospital Sant Joan de Déu en el preoperatorio anestésico y las infografías de Silvia Sánchez en Enfermería Creativa repletas de Gestión Visual, han llevado a este post al número 1. El #Recetario de Marta: Una realidad de las 5S Marta Jorge, Facultativo Especialista en Oftalmología y experta en Lean Healtcare, nos ilumina cada mes desde su sección El recetario de Marta. Su entrada sobre las 5S, uno de nuestros temas favoritos, le ha llevado al número dos. Gracias Marta por compartir con nosotros tu sabiduría. Hablando de inútiles… Marie Kondo es ya una más en nuestras vidas y esta entrada en la que Cristina Jolonch nos ayuda a organizar las cosas inútiles de la cocina,...

Un poco de heavy para acabar el año (y para empezarlo).

Para los que hemos pasado nuestra adolescencia escuchando música heavy como AC/DC, Judas Priest, Iron Maiden, Metallica, Saxon, Scorpions… Kiss sólo significaba en aquellos años una cosa: una de las bandas más explosivas y extravagantes en escena, caracterizada por sus locos trajes y maquillajes. Con el paso de los años nos enamoramos y Kiss pasó a tener otro significado “más amoroso” 😊. Ahora Enfermería Tecnológica nos vuelve a hablar de Kiss para recordarnos la importancia de hacer las cosas sencillas en Sanidad, algo muy Lean y con lo que estamos muy obsesionados. Pablo Sánchez nos lo cuenta así de clarito en su entrada El principio KISS en la Sanidad: “Personas perdiéndose por los pasillos del hospital, gente que acaba de salir de hablar con el médico y no sabe muy bien lo que le acaban de decir y citaciones para pruebas que no se sabe ni para qué son ¿Usamos el principio KISS en la Sanidad?  Conduciendo de camino a casa he escuchado en la radio el concepto del principio KISS (acrónimo de “Keep It Simple Stupid”). Según la wikipedia, el principio KISS establece que la mayoría de sistemas funcionan mejor si se mantienen simples que si se hacen complejos; por ello, la simplicidad debe ser mantenida como un objetivo clave del diseño, y cualquier complejidad innecesaria debe ser evitada.  Parece que en lo que a Sanidad se refiere se utiliza más bien poco el principio KISS. Sólo hace falta darse un paseo cualquier día entre semana por los pasillos de cualquier hospital para ver que esto es así. Aquí somos más del KICK (Keep It Complicated King), que se podría traducir cómo “Tú hazlo bien complicado, Rey”.  No hay...