De ellos aprendí… Lean (y no te imaginas de quién).

Si quieres ir por la vida profesional y personal siendo Lean, esto es, poniendo más esfuerzo en lo importante y eliminado lo que no aporta, tal vez no necesites (de momento) volverte loco leyendo libros de gurús japoneses o de expertos dando consejos sobre cómo implantar Lean. De momento para empezar, e incluso para andar un buen trozo del camino, con dar una vuelta por las películas infantiles de los últimos años sea suficiente. David Rees lo ha hecho en forma de canción “De ellos aprendí” y la mayoría de las frases nos suenan a Lean (es lo que tiene estar obsesionado con algo 😊). No te pierdas la canción de David, es fantástica: Nos ha resultado muy difícil hacer una selección de las mejores frases, pero con estas en la mochila tenemos munición para una buena temporada (y si además las recuerdas con la melodía de la canción, ya ni te cuento!!!): Elimina de tu vida si elimina tu sonrisa. Cada día de lluvia tiene su arcoíris. El camino correcto no es el más fácil. Busca lo más vital. Tu identidad es tu posesión más valiosa, protégela a toda costa. Recuerda siempre quién eres y ya está. Pero la mejor de todas indiscutiblemente es la que Dori le dice a Nemo: “sigue nadando, sigue nadando…”. Implantar Lean no es un camino recto, se parece más a un pasito adelante, dos atrás, tres adelante, ahora todo parado, uno a la izquierda, otro atrás, dos adelante, ahora a correr a toda pastilla, ufff … bueno, como la vida misma. Y ante eso lo más importante, además de tener claro qué...

San LEANdro, el hombre con fuerza de León.

Toda causa que se precie tiene un Santo que la ampare y como ya venimos diciendo desde hace varios años, los Osenseis creemos que es San Leandro quién se merece ser el patrón de Lean. Leandro significa: hombre con fuerza de león (Le = león, Andro = fuerza). San Leandro se ha hecho famoso porque fue el que logró que se convirtieran al catolicismo las tribus de visigodos que invadieron a España y el que logró que su rey se hiciera un fervoroso creyente, así que su ejemplo de tenacidad y persistencia frente a la adversidad resulta inspirador para todos los que estamos empeñados en que Lean se convierta en la forma de gestionar nuestras organizaciones (y nuestra vida personal). Lean es mucho más que una metodología de gestión, es más que una caja de herramientas, es más que toda la sabiduría popular y el sentido común puesto al servicio de la mejora continua. Si, es todo eso, y seguro que muchas más cosas… sin olvidar que debe hacerse de forma ética. Miguel Ángel Máñez lo cuenta de forma brillante, como siempre, en su entrada La ética y los jefes publicada en Salud con cosas el 28 de diciembre de 2016: La ética… Siempre está ahí, es la base de nuestro día a día… Pero a veces, por un motivo u otro, la bordeamos o la olvidamos o incluso la pisoteamos. En ocasiones somos nosotros mismos los que damos el paso, pero hay otros momentos en los que la propia organización y sus líderes los que ponen obstáculos al comportamiento ético. Un reciente artículo en Harvard Business Review se...

MoSCoW, aclarando mentes aturulladas.

La semana pasada hablábamos San Valeantín en nuestra entrada Cómo seguir enamorado después de 20 años y la semana que viene celebraremos, como todos los años, San Leandro, ese santo que los Osenseis hemos autoproclamado patrón de Lean. Así que entre santo y santo vamos a poner un poco de orden mental a toda esa cantidad de cosas que tenemos que hacer. Lean nos habla continuamente de eliminar lo que no aporta (muda) y nos focaliza en lo que realmente tiene valor, pero no todo es igual de importante y necesario. No sé a vosotros, pero a mí me cuesta horrores priorizar y no te digo nada tener una visión compartida, eso es casi misión imposible. Hace un par de semanas en Por mí… como si se acaba ya el año os contábamos cómo las metodologías ágiles tienen muchos puntos de conexión con Lean y que de hecho se considera que “Ágil” forma parte del universo Lean. Una de las herramientas o técnicas ágiles que he incorporado a mi mochila “de ir por la vida” es la técnica MoSCoW. Así, con este nombre tan chulo, nos ayuda a clasificar las tareas, actividades, requisitos o simplemente cosas que tenemos que hacer en nuestra vida profesional y/o personal: M– Must. Identifica los imprescindibles. Si o si hay que hacerlo, con la ayuda de o a pesar de, pero esto es obligatorio hacerlo. Un imprescindible de nuestra vida cotidiana: tener algo que comer en la nevera. S– Should. Es importante pero no obligatorio. Por ejemplo, poner la lavadora. Si no la pongo sigo teniendo ropa en el armario, pero no tentemos demasiado...

Cómo seguir enamorado después de 20 años.

Para aquellos que estéis leyendo esta entrada pensando que tenemos la pócima para el amor eterno, se han equivocado de blog, ¡qué más quisiéramos! Lo que si podemos contaros es por qué estamos tan enamorados de Lean como hace 20 años cuando éramos “pioneros” como dice Carmen Fernández Fernández, Directora de Correo Farmaceútico, en su entrada ¿‘Lean’ en botica?:  “(…) Uno de los hospitales pioneros en la implantación del Lean fue el Virginia Mason Medical Center en Seattle, Estados Unidos, cuyos directivos visitaron en varias ocasiones a Toyota en Japón para aprender el método. Eso les sirvió, entre otros resultados, para aumentar sus beneficios. También se han descrito mejoras sustanciales en cuidados del paciente, seguridad, accesibilidad y reducción de las listas de espera. Se está aplicando para producir más con menos y aumentar la calidad, además de en atención primaria, ambulatoria especializada y hospitalaria, en bloque quirúrgico, UCI, urgencias, diagnóstico por la imagen, laboratorio, rehabilitación, centros de día, logística, compras, mantenimiento, electromedicina y recursos humanos y farmacia de hospital. El primero que adoptó el Lean en España fue la Fundación Hospital de Calahorra en el 2000, para mejorar su logística. Luego se sumaron el Consorcio Sanitario Integral de Cataluña (incluye el Hospital Moisés Broggi) y los hospitales Clínico y Parque de Salud Pere Virgili de Barcelona, Fuenlabrada de Madrid, Universitario Dexeus de Barcelona, San Jaime de Torrevieja… . La Fundación Avedis Donabedian (FAD) para la Calidad Asistencial ha premiado ya varias de las experiencias en curso.” El secreto está en aplicar estos 10 Mandamientos Lean : “Cuchillo que no corta y persona que no aporta, a la mierda que no importa” -dicho de la abuela- (valor). Revisa con ojos...

Por mí… como si se acaba ya el año.

Ya estamos en febrero y todavía no me había estrenado en el blog de Osenseis en lo que llevamos de año. Nuestra genial Marta Jorge nos sigue poniendo las pilas el último martes de cada mes desde “El recetario de Marta” y el resto de los martes los dedicamos a recordar la serie Botiq-lean o como nos gusta decir desde Osenseis: el Botiquín de Primeros Auxilios Lean. Una serie imprescindible en vuestro cajón de recursos Lean y una de las preferidas de Osenseis. Pues sí, por mí como si se acaba ya el año. Normalmente enero es uno de esos meses que pasan sin pena ni gloria, intentando quitarnos de encima esos kilos de más de las navidades, perdonándonos por las promesas que sabemos que no cumpliremos a lo largo del año y reorganizando a duras penas la economía doméstica. En mi caso me han pasado taaaaaantas cosas buenas en este primer mes del 2019, que podría acabarse el año ya y hubiese merecido la pena. Como no, algunas de estas cosas tienen sabor a Lean y queremos compartirlas: Certificación ACP del Project Management Institute -PMI- Para aquellos que estéis familiarizados con las metodologías de Dirección de Proyectos sabéis que la certificación ACP avala el conocimiento en prácticas ágiles para gestionar proyectos. Estas metodologías ágiles tienen muchos puntos de conexión con Lean y de hecho se considera que “Ágil” forma parte del universo Lean. A lo largo de este año intentaremos acercaros más a este mundo de gestionar proyectos con enfoque lean después de haber superado con éxito esta certificación 😊. ASCO QUALITY TRAINING PROGRAM, organizado por Fundación ECO...