El #Recetario de Marta: EXPERTOS EN CAMUFLAJE.

Parece mentira que ya haya llegado el verano, pero un año más está aquí y con este post cerramos la temporada estival del Recetario hasta septiembre. Me gustaría recomendaros – esto ya como profesional de la salud y no como leanóloga – que hagáis el favor de tomar el sol con mucha moderación y utilizar protección solar para evitar lamentaciones a medio-largo plazo. Así que os voy a pedir que os protejáis con protector solar de 50 y os camufléis del sol si podéis usando filtros físicos como sombreros, gorras y por supuesto gafas de sol. En el terreno Lean, resulta que el post hoy va también de camuflaje. A muchos sigue sin sorprenderles que tendamos a ocultar los errores. Si el mismísimo Taichii Ohno (padre de lo que hoy conocemos como metodología Lean) levantase la cabeza actuaría sobre los problemas y errores de inmediato. Porque… ¿para qué alargarlos? Si oculto un problema lo cronifico, si lo cronifico se enquista y ahí ya tenemos el follón armado. ¿Tanto cuesta? Pues parece que sí. Nos cuesta la vida destapar lo que se hace mal, y confieso que después de tantos años lidiando en un sector líder en desaprovechamiento y en malas prácticas como el nuestro, la única explicación que encuentro es que lo llevamos dentro. Digamos que es algo así como cultural. Si no, sigo sin entenderlo. Y como persona inquieta a la que le gusta llegar al fondo de las cosas (lo que en Lean vendrían siendo encontrar las causas raíz de los problemas), necesito analizar y encontrar respuestas. Así que tras un análisis profundo de AÑOS, de muchos...