San LEANdro, el hombre con fuerza de León.

Toda causa que se precie tiene un Santo que la ampare y como ya venimos diciendo desde hace varios años, los Osenseis creemos que es San Leandro quién se merece ser el patrón de Lean. Leandro significa: hombre con fuerza de león (Le = león, Andro = fuerza). San Leandro se ha hecho famoso porque fue el que logró que se convirtieran al catolicismo las tribus de visigodos que invadieron a España y el que logró que su rey se hiciera un fervoroso creyente, así que su ejemplo de tenacidad y persistencia frente a la adversidad resulta inspirador para todos los que estamos empeñados en que Lean se convierta en la forma de gestionar nuestras organizaciones (y nuestra vida personal). Lean es mucho más que una metodología de gestión, es más que una caja de herramientas, es más que toda la sabiduría popular y el sentido común puesto al servicio de la mejora continua. Si, es todo eso, y seguro que muchas más cosas… sin olvidar que debe hacerse de forma ética. Miguel Ángel Máñez lo cuenta de forma brillante, como siempre, en su entrada La ética y los jefes publicada en Salud con cosas el 28 de diciembre de 2016: La ética… Siempre está ahí, es la base de nuestro día a día… Pero a veces, por un motivo u otro, la bordeamos o la olvidamos o incluso la pisoteamos. En ocasiones somos nosotros mismos los que damos el paso, pero hay otros momentos en los que la propia organización y sus líderes los que ponen obstáculos al comportamiento ético. Un reciente artículo en Harvard Business Review se...