Un poco de heavy para acabar el año (y para empezarlo).

Para los que hemos pasado nuestra adolescencia escuchando música heavy como AC/DC, Judas Priest, Iron Maiden, Metallica, Saxon, Scorpions… Kiss sólo significaba en aquellos años una cosa: una de las bandas más explosivas y extravagantes en escena, caracterizada por sus locos trajes y maquillajes. Con el paso de los años nos enamoramos y Kiss pasó a tener otro significado “más amoroso” 😊. Ahora Enfermería Tecnológica nos vuelve a hablar de Kiss para recordarnos la importancia de hacer las cosas sencillas en Sanidad, algo muy Lean y con lo que estamos muy obsesionados. Pablo Sánchez nos lo cuenta así de clarito en su entrada El principio KISS en la Sanidad: “Personas perdiéndose por los pasillos del hospital, gente que acaba de salir de hablar con el médico y no sabe muy bien lo que le acaban de decir y citaciones para pruebas que no se sabe ni para qué son ¿Usamos el principio KISS en la Sanidad?  Conduciendo de camino a casa he escuchado en la radio el concepto del principio KISS (acrónimo de “Keep It Simple Stupid”). Según la wikipedia, el principio KISS establece que la mayoría de sistemas funcionan mejor si se mantienen simples que si se hacen complejos; por ello, la simplicidad debe ser mantenida como un objetivo clave del diseño, y cualquier complejidad innecesaria debe ser evitada.  Parece que en lo que a Sanidad se refiere se utiliza más bien poco el principio KISS. Sólo hace falta darse un paseo cualquier día entre semana por los pasillos de cualquier hospital para ver que esto es así. Aquí somos más del KICK (Keep It Complicated King), que se podría traducir cómo “Tú hazlo bien complicado, Rey”.  No hay...