CompLean: Compliance al estilo Lean.

Esta semana Osenseis ha comenzado una nueva serie: COMPLEAN (Compliance al estilo Lean), de la mano de nuestro CSO, Pelayo Benito, Doctor en Derecho del Trabajo y experto en Compliance y Protección de Datos. El primer martes de cada mes nos acercará más a este “apasionante” mundo del Compliance o Cumplimiento Regulatorio. Como nos cuenta Pelayo en su brillante entrada Una reunión secreta, ambientada en la época nazi, el término Compliance atiende de modo prioritario, aunque no exclusivo, a la labor de prevención de incumplimientos con posible relevancia penal para las personas jurídicas como consecuencia de la gestación o comisión en su seno de delitos por parte de sus directivos y trabajadores. ¿Y qué puede aportar la utilización de Lean al Compliance? En la entrada de hoy os mostramos tres razones por las que desde Osenseis creemos que Lean tiene mucho que aportar al Buen Gobierno de las organizaciones y a su Cumplimiento Regulatorio: Problema y solución surgen del Gemba. Lean nos exige que hayamos “visto y comprendido” el problema, que lo hayamos “vivido” (puedes revisar nuestra entrada ¡Que te vayas al Genchi Genbutsu! (y no es un insulto)). Las personas son las protagonistas, tanto a la hora de identificar el problema, como la solución. También resulta imprescindible evidenciar la situación con datos y con la propia información que surge del gemba (recordemos que gemba es el lugar donde ocurre la acción, el puesto de trabajo). Creemos firmemente que esta es una garantía de que las decisiones se toman con sentido, desde el lugar adecuado, sin desviaciones inapropiadas. Decisiones por consenso (Nemawashi). Ya lo contábamos en la serie Los 14 Principios...